DEL CAJERO A LA BLOGOSFERA

He tenido el privilegio y placer de conocer a Pedro Cluster. ¿El marco? Un reportaje para Cámara Abierta 2.0 sobre Web 2.0 ¿Sabes lo que es? O lo que es lo mismo el Curso Gratuito Libre acceso organizado por la Universidad Rey Juan Carlos; gracias a la iniciativa de Elvira San Millán y María Luisa Medrano. Cluster es el autor de Telepobre y Sinhogar.org. Una persona culta que contaba con una situación económica más que desahogada… Tuvo, como el dice, una “1ª vida” de esplendor y pasó a otra de indigencia.

Estuvo dos años en la calle, con el suicidio en mente día sí día también, pero salió adelante gracias a un terapeuta de la Seguridad Social que decidió tratarle más allá de las pastillas psiquiátricas. Con él descubrió la blogosfera como salida. Su buena base cultural y universitaria le facilitó usar sus conocimientos de Internet y aplicarlos en su beneficio. Entró en Blogger y “en tres pasos” parió “Indigencia. Historias reales de la vida diaria de los indigentes en Madrid”. Hoy es una bitácora de consulta imprescindible; una puerta a otros que deseen salir de la indigencia, y sobre todo un sitio para escuchar las denuncias sobre las oscuridades que rodean al mundo de los sin techo, que son abundantes.

Como muestra de sus sanas intenciones de continuar sacudiendo la manta, prolonga su iniciativa en la Red con Telepobre. Un canal en Youtube para trasladar al internauta los vídeos más ilustrativos sobre la injusticia que golpea a diario al indigente.

El reportaje lo emitiremos el próximo martes 18 de marzo. No ha querido hablar mucho sobre su “1ª vida”. Y yo, por supuesto, no he perdido ni un minuto en insistir. Hablemos del hoy. Se me ponía la piel de gallina con cada frase que pronunciaba. Es inevitable. Todos los días vemos reportajes sobre mendigos y otros dramas de gente que está en la calle. Pero cuando un tío tan lúcido, tierno, interesante e inteligente como Pedro Cluster te habla de terribles experiencias de primera mano… se te cae el alma a los pies.

Estremece escucharle. Por ejemplo, cuenta que un día llamó a servicios sociales para solicitar ayuda, asesoramiento, orientación… cuando acudió el trabajador social, éste le dijo que no reunía el perfil de indigente. ¿Cómo? Pedro se quedó a cuadros. Se ríe mientras narra esta asombrosa historia. ¿Es que hay un perfil de indigente? Con un toque irónico se mofa: ¿y cuál es, el derecho o el izquierdo? Es para echarse a reír/llorar. Al parecer, asearse en casos extremos es incompatible con los beneficios de un perfil burocrático, propio -como matiza Pedro- del siglo XIX.

Y uno no puede evitar emocionarse cuando dice: "Quién me iba a decir cuando estaba dando conferencias en La Sorbona que iba a acabar en el cajero. Pero quién me iba a decir en el cajero que iba a terminar dando una conferencia en Sevilla".

Ahora, está construyendo una red social junto a blogueros amigos como www.piazzagrande.it, sitoniella o www.thehomelessguy.blogspot.com

Le pregunto
: ¿Hasta dónde cree que llegará su eco? Y me contesta: primero tengo que terminar de estabilizarme (lo dice en todos los sentidos), nos reímos. Después… “iremos viendo”, añade. Ahora está colaborando con Isabel Gemio en Onda Cero y le llaman para participar en conferencias o en programas de televisión. Dice que con lo que va a cobrar en breve por trabajos y colaboraciones realizadas, espera poder poner una oficinilla. Esperemos que sea el segundo paso hacia su tercera, cuarta y las vidas que sean. Más aún, que sea el portón abierto para otros que aún no saben que se puede salir.

Bajo estas líneas os dejo dos fragmentos, a tiro de móvil, de la entrevista. Son dos frases sobre lo ridículo del perfil de indigente...