POLEO, POR TUS SANTOS... PATONES

Dicen que de nuevo viene el frío y la lluvia a mediados de semana... Bueno, pues antes de que lleguen (necesariamente) os recomiendo una escapadita a Patones de Arriba . Una localidad madrileña de color pizarra. Un pueblo, que según cuenta la tradición, tuvo su propio Rey hasta el siglo XVIII.

Las leyendas hablan de una monarquía milenaria, para algunos de origen visigodo, que consiguió pervivir a la ocupación musulmana. Según parece este monarca trató con Felipe II, al cual escribió una carta que comenzaba así: “Del Rey de Patones al Rey de España". Pero también ‘despachó’ con Carlos III, que acabó con la dinastía de Patones tras negarse sus habitantes a pagar ciertos impuestos.

Pero escribo estas líneas no tanto para hablaros de Patones, sino de su actual Rey. Éste no es jefe de estado, pero sí impera en cuestión de hostelería y más aún de cocina. Se llama El Poleo y es un restaurante que nadie debería perderse. Ni los amigos de Cucharete , que seguro ya lo conocen. Primero, por su impresionante cocina. Segundo, por su decoración. Tercero, por su completa carta de vinos y cuarto por la original atención dedicada al comensal. Solo añado una cosa más, apuntadlo y no os olvidéis: “Cordero a la miel de Patones”. Después, subrayadlo y comentarlo con vuestro acompañante.
*La foto de Patones pertenece a El País.
*La imagen de El Poleo es de su web oficial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón