SEÑALES URBANAS Y SU CARA OCULTA

De nuevo ha vuelto a actuar… Nuestro amigo misterioso y freudiano ha pegado a Freud en una nueva señal. En este caso en la calle Colombia, cerca de Nicaragua. Es curioso que entre tanto cartel electoral resurja el rostro del padre del psicoanálisis. Aquí cada uno interpreta lo que le da la gana… pero a mí, desde luego me hace reflexionar sobre el circo en el que nos movemos.
No puedo ocultar la carcajada cuando veo la cara de Freud sobre la del líder de “La Falange Auténtica”. Es una pena, ese día tenía con la memoria agotada del móvil y no pude capturar la imagen. Mañana hago la foto, pensé. Pero mi gozo en un pozo… sin fondo. El cartel de la Falange había sido tapado por otra pegatina de gran tamaño. Los “Social Patriotas” y sus soflamas (que no hace falta ni describir) habían sepultado las intenciones falangistas.

Pero el pegador, seguramente más freudiano que el propio Sigmund, resiste la envestida. Y nos regala esta estampa, que a día de hoy puedo asegurar sigue en su sitio. En esta línea ahora me gustaría recomendar un libro que leí hace tiempo y que ahora gracias a nuestro amigo rescato de la memoria. Hablo de El día que Nietzsche (Irving D. Yalom). Una historia sobre el nacimiento del psicoanálisis. Interesante, maquiavélica y entretenida, esta joya relata el encuentro ficticio entre Nietzsche y el maestro de Freud, el doctor Breuer. Una genialidad.
*Disculpadme por la poca calidad de la foto, pero me tuve que subir a un banco y elevar mucho el brazo... El pulso en semejante postura no es mi fuerte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA