ARRIBA, ABAJO, ADENTRO, palCENTRO

El otro día un amigo me contó un sueño... Me dio permiso para postear con él. Resulta que era invisible y le hacían una entrevista en la Noria (Tele5). El público, animado por un regidor, no para de aplaudir sin que diga nada –nada interesante ni no interesante, simplemente nada-. De pronto pierde la voz y Jordi González -que no era Jordi González sino Gustavo Adolfo Bécquer- le dice: No te preocupes que ya interpreto yo tus gestos. Una de las invitadas, Terelu Campos -que sí era Terelu Campus- se mofa y le suelta: Qué transparente eres, Paco. De pronto, Paco por fin recupera la voz y grita: Soltadme monos de mierda. En ese momento deja de ser invisible y se mimetiza con Charlton Heston, lleva el atuendo de El planeta de los Simios.

Jordi Bécquer se ríe y se sorprende; recibe una instrucción que le llega al pinganillo (ese utensilio que los presentadores se colocan en la oreja para comunicarse con el director del programa)… silencio sepulcral. Gustavo Adolfo González mira a Paco Heston. Bien, dice, paramos unos segundos, tenemos que ir a publi. Paco se levanta, le desaparece medio cuerpo y amenaza con irse si meten anuncios...
...Se vuelve a hacer el silencio. Jordi –que sigue sin ser Jordi- recibe nuevas instrucciones. Muy rápido invita a Paco a sentarse. Seguimos, luego retomaremos los consejos publicitarios. Dinos, Paco ¿Cómo te sientes? Apunta Terelu: Como un gilipollas. Responde Paco: bueno, no exactamente, me siento como un mono de feria en cuerpo ajeno.

Cambia de escenario. Ahora Paco es Chanquete y se sienta en otro plató… el de Ana Rosa Quintana. Pero no vemos a la presentadora, sino a Imperio Argentina que le despide -como si llevara una hora de entrevista-: Te deseamos toda la suerte en Génova. Gracias, dice PacoChanquete, pero lo único que quiero es conservar la Dorada… Imperio no le escucha y pide al público un fuerte aplauso para él...

...Se hace el silencio, la imagen se congela y vemos a un Risto Mejide en 3D que surge de entre los aplausos. Se levanta y le dice a Paco: eres una decepción, un desgraciado, un tolai, mira cómo ha acabado Pancho (con una foto de éste en la mano, pero el rostro es el de Ángel Acebes) por tu culpa. PachoChanquete se lamenta, se levanta ante Risto, que ahora tiene el aspecto de Aznar y replica: ¡Mi nombre es Mariano Rajoy, tú mataste a mi padre, prepárate a morir! Y lo repite una y otra vez, hasta que al final Aznar -y sus once dedos- tropieza, cae al suelo y se fulmina como los vampiros cuando les da el sol.

Después de este último plano, mi amigo que no se llama Paco sino Ernesto, se despertó y se fue corriendo al banco a pagar la Renta. Creo que le sale a devolver. Si esto es un sueño real, que venga Freud y se lo haga mirar... Y después, que me lo cuente por favor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA