ESTADÍSTICAS A TIEMPO REAL

No, no me refiero a esas que nos obsesionan a los blogueros… Me refiero a que hoy es fiesta en Madrid, pero el vicio me lleva a dejar una pequeña reflexión a compartir. Estoy metido en Saber perder (David Trueba Anagrama) y además de atraparme desde la primera página, hay una frase que me ha llamado la atención. Le comenta Dani a Sylvia: “Dicen que perdemos dos semanas de la vida intentando abrir los embalajes de los CDs”…. Me ha hecho mucha gracia, pero desde entonces no paro de pensar en esa cantidad de estadísticas similares que se dejan caer en reportajes, películas…

Me pregunto: ¿Cuánto tiempo dedicaremos a lo largo de la vida a pensar en nada? ¿Cuántas horas, años… a bostezar ¿Cuántos minutos, semanas en escuchar chorradas? ¿Cuántos días invertidos en… el baño? ¿Cuántos meses empleados en decir nada? Esto en lo que respecta a lo negativo. Pero en lo constructivo, me paro en todo es tiempo que dedicamos a pensar en inversiones, en cosas de las que sentirnos orgullosos, en leer, en pensar y llegar a algún sitio, a construir, a crecer, a conquistar la autonomía personal, a ser mejores tipos, a soñar, a cantar goles de tu equipo, a escuchar las mejores canciones, a compartir las mejores conversaciones. Y antes de caer en el lado cursi de la fuerza…

Otra frase/pregunta para la reflexión/respuesta y léase literal y explícitamente: ¿Cuánto tiempo habremos dedicado a lo largo los años a ver pasar el tiempo sin ser conscientes?

Comentarios

Daniel Rivas Pacheco ha dicho que…
Perder dos semanas de vida intentano abrir los embalajes de los CD`s es muy negativo, porque no se especifica si se consiguen romper o no. Por el contrario, perder dos semanas de vida en abrir embalajes es muy positivo porque te llena de orgullo, xD.

Un saludo, me apunto la recomendación
Anónimo ha dicho que…
Ya sabes, Dani, que es imposible no pensar en nada. Pero si pensamos mucho introspectívamente van y te dicen que eres un pesado, un egocéntrico, un triste. Y si te sumes en el mundo exterior te dicen que eres un vacuo. Yo, más que en buscar un equilibrio cifro la clave en la empatía. Si todos pensáramos más en por qué el de enfrente se comporta así, mejor nos iría en este mundo. Un saludo a Daniel Seseña, de los rarísimos ejemplares de periodistas que conozco de este mundo que es simpático, sencillo, humilde y competente. Jesús Muñoz
Daniel Seseña ha dicho que…
Gracias muy sinceras por vuestros comentarios, de verdad.

Un abrazo grande.
Anónimo ha dicho que…
Para esa pregunta sin respuesta que dejas colgada al final de un magní-filoso-fico texto, ver "El cielo protector". Algo dice la voz en off, me parece.
Eva
Anónimo ha dicho que…
Para esa pregunta sin respuesta que dejas colgada al final de un magní-filoso-fico texto, ver "El cielo protector". Algo dice la voz en off, me parece.
Eva
Anónimo ha dicho que…
Para esa pregunta sin respuesta que dejas colgada al final de un magní-filoso-fico texto, ver "El cielo protector". Algo dice la voz en off, me parece.
Eva

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón