JULIO, USUAL LEGIONARIO DE RISTO

La siguiente historia transcurre entre las 22:00 y 23:00 una noche cualquieraJulio, había sido retenido en un pequeño barracón de los estudios de Telecinco. Dos mastodontes de seguridad custodiaban la puerta. Julio les cuenta el chiste de la vaca, pero no mueven ni una ceja. No tienen sentido del humor. ¡Soy legionario de Risto! No podéis retenerme, grita Julio. El interior del barracón tiene unos metros 4 cuadrados, una butaca, un perchero, una mesa y sobre ésta dos botellines de Bezoya y un par de canapés sobrantes… algo rancios.

Entra un señor de negro y le dice: no se mueva, enseguida tendrá noticias. Sin esperar una respuesta por parte de Julio, se da la vuelta y pega un portazo. A continuación se oyen unos pasos sigilosos. Entra Risto Mejide en el barracón. Se queda de pie frente a Julio. Lleva un libro bajo el brazo: Yo soy aquel, la biografía única de Rouco Varela. No habla, le mira atentamente, lo examina. Julio rompe el hielo. No me digas que no te gusta mi camiseta. No, contesta Risto.

De nuevo vuelve el silencio. Julio pensativo, tranquilo. Risto sigue clavando su mirada en Julio. Éste se come un canapé. Ofrece el otro a Risto. No, responde. Un minuto, dos, tres y… a las 22:55 Risto se decide. Da un salto hacia atrás, pega tres pisotones en el suelo y comienza el espectáculo… Se pone a cantar y bailar, muy eléctrico, a lo Carlton Bangs It's not usual de Tom Jones. Julio... alucina.
PD.: Post libre de moraleja

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA