Ir al contenido principal

ORÍGENES SKA, BEAT Y OTROS PALOS

Hoy me ha dado por la nostalgia y por hacer una selección de temas y vídeos que no escuchaba ni veía desde hacía años. Claro gracias a este invento llamado blogosfera quedará, la selección, inmortalizada y podré compartirla con quien quiera asomarse a mi popurrí musical. En una cinta betamax tenía con 12 años (realmente era de mi hermano, dos años mayor) compilados los videoclips y actuaciones que iban emitiendo en La2, en programas como Tocata o La Edad de Oro.

En esa cinta había de todo, como os podréis imaginar. Pero me he acordado, no sé por qué, de una canción que después me ha llevado a las demás que ahora os iré pasando bajo estas líneas. Me refiero a Roberto Jacketti & The Scooters interpretando al más puro estilo ochentero I save the day (1984). Será por el ritmillo ska, que Madness vuelven una y otra vez a la palestra. En estos términos, era inevitable revivir otros estilos, como el de Specials y su Gangsta (1979); imprescindible para la “youtubeteca”.

Obviamente hay más nombres en este recorrido, pero como no se trata de completar ninguna lista, ni tampoco de profundizar mucho (allá cada uno que se mueva por donde cada tema le lleve) voy directamente a otro clásico: BADMANNERS y su himno Inner London Violence (Dance Craze, 1981). Esta actuación en concreto no tiene desperdicio.

Y aunque no profundice, tampoco quiero olvidar los orígenes, el referente, el padre del ska beat”: Toots Hibbert y sus incondicionales Maytals. ¡¡Qué grandes!! En este enlace os paso una canción de obligada escucha para entender dónde surgió la movida del Dance Craze: Sweet & Dandy. Pertenece a la secuencia de The Harder They Come (1972, Perry Henzell) en el que aparecen grabando en un estudio los Toots al completo. La película es histórica por muchos motivos, entre ellos, porque muestra a dos figuras claves: el protagonista Jimmy Cliff (el auténtico maestro del reggae) y al mismo Mr. Hibbert.

Y para terminar, un salto a otro origen… el Mod. Ahí va el enlace a Quadrophenia (versión en Español) y a otro de los temas más significativos de aquella época: The Who - Won't Get Fooled Again (2007).

Y si queréis tener todas estas joyas en cedé o en vinilo para alimentar vuestra colección particular en Up Beat discos tenéis todos los discos, ropa y otros artículos.

Comentarios

capitan garfio ha dicho que…
Hola,me gusta el ska,como a ti,soy de Elda,como Pedro,el que escribio uno de los libros que has leido,¿sabes a cual me refiero,no? vi a los Madness en directo hace tres años,despues de estar oyendolos 25 y creo que fue el mejor concierto de mi vida.Un saludo.
capitán garfio ha dicho que…
Recapacito ahora en frio,no fue el mejor,pero sí uno de los mejores,pues hice realidad un sueño.
Lo pasé genial....despues de 25 años...no era para menos.
Un saludo.
Capi
Anónimo ha dicho que…
I love it! Very creative!That's actually really cool.
謝謝你的文章分享,請你有空到我

參觀,Thanks

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…