jueves, julio 24, 2008

PAQUITO, CASIMIRO Y LA VIDILLA

Hacía mucho que Paquito no abandonaba su kiosko 5 minutos para tomarse tranquilo un café. Tuve el privilegio de tomármelo con él. Una conversación con Paquito el kioskero da para mucho. Me puso al día sobre las dimensiones de la crisis mundial, del calentamiento global y de lo triste que anda Casimiro estos días.

El verano siempre pasa factura sobre todo a los tipos como Casimiro. Sus hijos suelen visitarle una vez al mes, pero le sabe a poco. La temporada de petanca terminó en junio y al Ipod Touch que le regalaron no termina de cogerle el tranquillo, y menos sacarle partido. Se maneja bien con el portátil, aunque no domina el tema de las descargas musicales y mucho menos las que atañen a los vídeos. El hombre está de bajón estos días. Nada parece funcionar. De hecho, últimamente pasea en silencio.

Paquito me cuenta que tiene un plan para insuflarle vidilla. Si algo caracteriza al kioskero es su afán por cuidar a los vecinos, clientes o no clientes; compradores de La Razón, El País, El Mundo, Público o revistas imposibles; recortadores de cupones, avasalladores de conversaciones, paseantes anónimos, adictos a los helados, locos del gimnasio y enemigos de los flotadores, amigos de los todo a 0,60 euros. Colega de sus amigos y compañero de sus enemigos. Es Paquito.

El plan es una comida sorpresa con todo el que se apunte. A ver qué pasa.

¡Salud!
*La imagen superior pertenece a al blog "SUGELISMO".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Apetece apuntarse a la comida sorpresa ¿cuándo será?,y también que vaya Casimiro y conocerle como a Paquito y a los demás. Es el mérito de las buenas narraciones que quieres estar allí en los lugares de que te hablan.
Eva

桂綸鎂Diana dijo...

I love it! Very creative!That's actually really cool.
謝謝你的文章分享,請你有空到我

參觀,Thanks