Ir al contenido principal

CASIMIRO NO INDEXA

Casimiro habla solo, sí... Pero tiene una capacidad extraordinaria para captar conversaciones y detalles de la vida realmente curiosos. Les ocurre a muchas personas que no paran de hablar, parece que no escuchan y luego te sorprenden con un cuadro –casi clínico- sobre la persona a la que se dirigían. Saben extraer sin aparentarlo el trastero de las palabras vistas. Recuerdo cuando Casimiro me soltó aquello de que seguir a las personas que hablan solas era un síntoma de locura. O algo así...

Pero en esta ocasión, Casimiro viajaba en metro con un Mp3 –el Ipod lo había dejado en casa-. Se apartó el auricular derecho para tratar de escuchar, con cierto disimulo y frunciendo el ceño, una conversación entre dos treintañeros. Le llamó la atención los gestos de desesperación de uno de ellos en contraposición con el temple del otro. Puso la ojera y descubrió que a pesar de que hablaban español como él, no entendía nada de lo que decían... Así que puso a grabar sonido ambiente con su Mp3. El resultado fue éste:

-Va, tío, méteme en tu feevy. Tírate el rollo.
-Es que no das el perfil
-Mira, me paso todo el día twitteando, escribo sin parar, estoy facebook, en Plurk
-Lo sé, ser plumero no basta… tu blog no indexa bien.
-Pero si lo comparto todo y no paro de menear mis post
-No insistas, te faltan comentarios y entradas
-…
-No tengas prisa, puedes ir haciendo blogging y dándole al microblogging. El tiempo lo dirá.
-Pero…
-Ni peros ni nada. Enlaza, enlaza y piensa en lo que escribes.

Paquito el kioskero se encogió de hombros cuando lo escuchó. Casimiro quiso compartir su grabación con él, porque Paquito está al día de todo. Pero en esta ocasión no pudo ayudarle. Después, ambos se quedaron a cuadros cuando el nieto de Casilda, la vecina estrafalaria, que lo había escuchado todo empezó a reír y a cantar: vosotros si que no indexáis. Jajajajaja. ¡Vosotros si que no indexáis!

Ha pasado una semana. Esta mañana me he cruzado con Casimiro y no me ha saludado. Estaba muy ocupado caminando y twitteando con su nueva Blackberry... Y seguía hablando solo.

Comentarios

la zapateta ha dicho que…
Yo,una vez indexé y me cargué 7 años de la contabilidad de mi empresa. Como se acercaban las fechas de presentación de Cuentas tuve que aprender en una semana a UNINDEXAR. Lo conseguí. Sin embargo, si me preguntaran cómo lo hice no sabría qué responder. Desde entonces no he parado de practicar "el prueba y error" con las nuevas tecnologías. Mi psicoanalista dice que es masoquismo autodestructivo, bueno lo digo yo y él asiente. Lo veo por el rabillo del ojo.
Daniel Seseña ha dicho que…
"La zapateta", cada día disfruto más con tus comentarios. Yo indexo, tu indexas y él... asiste.

Salud!
Nacho Hevia ha dicho que…
Se me ocurre pensar que casi no he entendido la totalidad de los términos internáuticos que has (han) utilizado --y eso que, más o menos, creo estar "actualizado"--
Genialmente narrado, Daniel.
El paseo que estoy haciendo por tu blog es de lo más agradable.
Un saludo!
capitan garfio ha dicho que…
NPI...tal vez,entienda más a Casimiro,(con sus cosas),que a los chavales de los que hablas.A mi se me habría quedado una cara de "gili"...cosa que no le paso a Casimiro,con lo cual tuvo que sorprenderle menos de lo que a mi me habria sorprendido.Un saludo,de alguien que no entiende ese argot.
Daniel Seseña ha dicho que…
Nacho, gracias y bienvenido!

Capitán, te lo traduzco en dos líneas(según Casimiro, que el tio se ha puesto las pilas):

-Eh, tio, déjame ser amigo vuestro.
-No, eres un pringadillo.

Más o menos.
Silvia MV. ha dicho que…
Casimiro es ocurrente, me está empezando a caer en gracia, y reconozco que al principio cuando lo conocí, me resultó un pedante que puede ir por el mundo haciendo lo que quiere y criticando a los demás quizá por hacer lo mismo que él, pero me está despertando tenura con su peculiar mundo.

¿Como le hubiera sentido a Casimiro, que tú Daniel, le hubieras grabado una conversación?

Saludos.
Daniel Seseña ha dicho que…
Seguramente hubiera dejado "correr" la grabación... Se haría el "loco" y daría un giro a su discurso. Pero ten en cuenta que va por la calle hablando solo, sus monólogos son públicos, no los oculta.

Me alegro de que te decantes por la ternura... Se lo merece el hombre. Es un crak!

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.