Ir al contenido principal

ABSURDO MES DE OCTUBRE

La luna pega fuerte y el sol queda deslucido. Sin lustre. Las nubes se descojonan de risa, los pájaros bucean con esnórquel y las avispas pican mucho más en invierno. El mes de octubre termina. Ese periodo absurdo, que no se sabe muy bien de qué va; aunque al final termina por entregarse de lleno al frío. La Iglesia beatifica a sus mártires y las hojas caen por su propio peso.

Por lo demás… bien. Las calles no son lo mismo sin Casimiro. Paquito, el kioskero, vende sus periódicos con mala prensa y peor cara. Las rosas de Rosa están de huelga, ella sencillamente está como el sol, sin lustre. Casilda busca, por inercia y sin energía, reubicarse entre los que hacen cola para comprar el cupón y el abono transportes. Las setas no crecen porque saben que serán arrancadas; prefieren hacer la vista gorda ante el paso del tiempo y no crecer.

Las nubes siguen en su juerga, se mean de la risa. Nosotros debajo. El sol, blandengue, se marchita. En el parque nadie juega a la petanca. En la acera los chicles se despegan y caminan sin ayuda hacia las papeleras. Los parkímetros no sueltan prenda y nadie se explica por qué no expenden. La misa de las ocho no reúne ni a 5. Por lo demás, bien.

Comentarios

la zapateta ha dicho que…
Hoy, incluso hoy con lo que está cayendo, los hinchas del Liverpool caminan en camiseta por Madrid ensayando sus cánticos para el partido de Champions. No se han percatado de la presencia de Rosa, Paquito y Casilda, en silencio y con paraguas negros, bajo el Plátano centenario del Museo Thyssen. Están con Casimiro, que anda subido al árbol y no quiere bajar. Casimiro se ha metamorfoseado en una Clitocybe Geotropa (o seta platanera) que crece libre en la rama del árbol. Tita no está encadenada ya, y Álvaro Siza es un micólogo reconocido. A ver qué hace Gallardón, y a ver qué hace el Atleti en la Champiñons League... con la que está cayendo.
Daniel Seseña ha dicho que…
Qué bueno, Zapateta. Nunca se me habría ocurrido relacionar al difunto con el Liverpool. Ni a Tita, ni a Gallardón... Gracias por tu comentario.
Nacho Hevia ha dicho que…
Y llegará noviembre con todos sus santos y aquellos que les seguirán vistiendo hasta que no les queden más prendas en sus armarios. Y vendrá la castañera ahumando los paseos y los murmullos. Y los niños chapotearán los charcos con sus catusquias llevando su esencia, para enfado de sus madres, a los descansillos de sus casas... Y noviembre se llenará de gentes que siguen en tránsito
Anónimo ha dicho que…
Muy buen blog..

saludos

enrgb.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

Es madre, atleta y pinchadiscos (a partir de las 00 horas, cada día de su vida). Y al mismo tiempo es alguien. Nadie en concreto, sencillamente alguien; que es mucho sin ser nada. Lo lleva bien y mal, regular y como puede. Su hija Sandra sigue sus pasos de cerca. Y lejos quedan los pasos que ambas dieron para encontrarse en aquel país africano donde se conocieron; que siempre estará más cerca de lo que dicen... y menos de lo que creen.

Fábula y Sandra viven una vida que nunca -cada una en su fuero interno- pensaron que vivirían. Fábula buscó a Sandra y Sandra encontró a una madre de fábula. Fue casual, pero no. Y ahí están imprimiendo una vida con todos los colores que tienen a su alcance; y usando sólo el blanco y negro para ocasiones sensacionales. Viven sin parar y no miran hacia atrás, salvo lo necesario para poder vislumbrar lo que tienen delante... Que es lo que cuenta, sin menospreciar el presente.

Mucho han trabajado para estar donde están; mucho más han sufrido lo que no pensab…