Ir al contenido principal

¡FELIZ AÑO BLOGOSFÉRICO!

Se acabó… finito, 2008 ya es historia. Y aunque algún que otro cenizo augura la muerte de la blogosfera, este universo goza de una salud de hierro

A saber: Día del blog, Evento Blog , 233 Grados , Sin Futuro y Sin un duro , La retaguardia de Soitu.es , Ágora News , Periodismo Ciudadano, Los premios 20minutos , Los Bobs , la existencia y persistencia de este programa llamado Cámara Abierta 2.0… y tantos proyectos más con forma de bitácora son una muestra de que la blogosfera tiene aún muchas edades por atravesar.


Cada día surge una herramienta, una aplicación o un grupo a través de alguna de las redes sociales más punteras que engordan un poco más la retaguardia del mundo blog. Y es que este formato uno de los mejores aliados de la LIBRE EXPRESIÓN. Algunos le sacan partido empresarial gracias a esa disciplina conocida como Networking, otros lo usan como plataforma de salida para inquietudes personales, artísticas, políticas, deportivas (ya sea tirando de vídeo, texto, foto o todo junto)… y otros además los inflan a publicidad para sacarse unos ingresos extras. Y lo consiguen.


Algunos dicen que el blog huele a rancio… tiene gracia, ¿no? Más que nada porque no paran de emerger, por ejemplo, proyectos televisivos como Balzac TV o La Comuna TV (el fénix de Mobuzz); emisoras nativas digitales de radio como "Enredados"...


Otra cosa es la actualización. Palabras mayores que no todo bloguero que se precie cumple, pero sí muchos… con mucho que contar y tanto por compartir con el resto de los seres humanos (con un toque digital). La creatividad, la autenticidad, el periodismo… no tiene límites y el blog es un aliado extraordinario. Permaneced muy atentos al próximo programa (13 de enero) porque a este respecto… tenemos alguna novedad que comunicar.

Salud y bitácoras!

Comentarios

Gina ha dicho que…
Después de un Boom viene un Puf, así que es normal que los blogs evolucionen, pero no que se mueran ;)

Espero que te guste Balzac.tv y gracias por la visita.

Besos.

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.