IGLESIA EN EL BUS VAO: ¡QUÉ CEBOLLA!

Fabio Carabeo
Ayer me subí a un autobús, como todas las mañanas, para ir a trabajar. Pero este trayecto fue diferente. Nada más entrar, de nieve hasta arriba, me sentía más ligero -sin culpas pesadas-, más descargado. Las ideas fluían divinamente, los rencores se habían convertido en una leyenda, porque mi cabeza no recordaba haber sostenido ninguno. Estaba deseoso de abrazar a alguien, de ayudar al pasajero más necesitado. Tenía ganas de recitar estrofas de José Luis Perales e incluso cantar el "Clavelitos"... ¡Ah, qué dichoso era!

Miraba al vacío, sonreía, la felicidad reinaba dentro de mí. Quería dar gracias constantemente a todo el mundo. La vida es maravillosa, susurraba para mis adentros. Pero tuve que bajarme y cambiar de trayecto. Al poner el pie en el suelo, volvió la mala leche, el dolor en la pierna, la carraspera, las tareas pendientes, el frío, el empaste roto, el fin de mes y el cabreo por haberme dejado las llaves en casa... Cuando se alejó el autobús leí en su parte trasera: DIOS SÍ EXISTE, DISFRUTA DE LA VIDA EN CRISTO. Entendí que me había subido durante un rato al regazo del Señor.

Por un momento me hice creyente, pero la señora que se bajó del autobús a la vez que yo desmontó mi incipiente pasión: Cuando subió usted le observé y me dije, voy a meterle una cebolla en el bolsillo. Es especial. Hacen que uno se sienta mejor. Las compro en Manzaneque. Gracias, contesté. Le pedí un par para los próximos días, me las dio de buena gana, llegó mi autobús y nos despedimos. El efecto de este tipo de cebolla, al parecer, caduca cuando uno quiere; pero no me aclaró en función de qué. Como tengo dos, probaré...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Capi

A veces...puede ser una cebolla,otras...cualquier cosa que te haga sentir bien.
En la vida hay muchos talismanes,que cuando se usan pueden cambiarte el dia,una temporada,incluso la vida.
Un saludo
CYBRGHOST ha dicho que…
Yo siempre digo que tengo un pacto de no agresión con Dios, yo no me meto en sus asuntos y le pido que haga lo mismo conmigo. ¿Puedo montarme en ese bus o saldré ardiendo por violar el pacto?
Daniel Seseña ha dicho que…
Tengo entendido que un palestino dijo en su día "jamás (pronunciado con h aspirada)llevaré cebollas en los bolsillos", hizo un pacto con Dios y... bueno, el resto es historia.
La Zapateta ha dicho que…
Papá, ¿el Atleti existe?

Qué Vao hijo, anda, come cebolla.
Daniel Seseña ha dicho que…
Zapateta, cuánto tiempo! Lo del atleti es caso a parte. Tiene cebolla el asunto. No te pierdas el post de mañana. Es breve, pero... curioso y lo escribe RACIMO NIETO; un colaborador nuevo.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA