'EN EL SITIO' A CÁMARA LENTA

Haciendo una pieza para el programa sobre, digamos, lo relativo que es todo (tan coloquial como suena), mirado a través de imágenes a cámara lenta, lo único que me sale hoy es compartir algunos de los vídeos con los que ilustraré el repor; idea, todo sea dicho, de César Vallejo, el realizador de Tras La2. Son vídeos que si bien es cierto no son ninguna novedad, te dejan en el sitio… y un poco fuera de él. Sobre todo cuando me entero de que hace 105 años:

E
l sacerdote y físico austríaco August Musger
(1868-1929) fue el pionero de la técnica de cámara lenta. Patentó en 1904 un dispositivo que modificaba las cámaras cinematográficas para obtener este efecto; sin embargo Musger perdió los derechos de su patente diez años después por no poder pagar los derechos de la misma.


Cien años después, el realizador estadounidense Godfrey Reggio aplicó el efecto cámara rápida a su película Koyaannisqatsi, producida por Coppola. Es la primera parte de la trilogía "Qatsi" que habla del efecto destructivo del mundo moderno en el medio ambiente.




Y al final, de lo rápido a lo lento no hay ni un fragmento de segundo... Casi no se distingue ni la velocidad, porque lo importante es lo que vemos.

Salud!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy acertado, nada hay más relativo que todo, y afortunadamente cada uno se sienta en un plano diferente a observar ese todo.

isabel
Anónimo ha dicho que…
Muy interesante Daniel, gracias.
Siempre tuve la duda(desde que lo leí, no fue ocurrencia mía, claro) de si el infinito es un tiempo sin límites o un presente que se detiene. Este post remueve mi inquietud.... pero no me importa, me gusta.
Ladefilo Sinduda
Anónimo ha dicho que…
Gracias, compañeras. Pues yo sigo... en el sitio. A veces, cuando uno se para a "mirar" se encuentras con tantas cosas que cuesta moverse de ese sitio hasta encajarlas a todas. Y el tiempo, siempre de fondo, como ese perenne barco en lontananza de Proust.

Dani

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón