UN GIRO ADVERSO ¿SÍ O QUÉ?

Ayer me paró por la calle un tipo con cara de llamarse Jazmín Absoluto... Pero no, me dijo: Hola, mi nombre es Marquesino Adverso, quería preguntarte si tú de verdad practicas eso que llamas "perdiodismo ficción". Bueno, pues eso creo, le respondí con cierta expectación. Después me agarró amigablemente por el brazo y me invitó a entrar en el café de Mariquilla Berberecho (hallazgo de Candela Guevara). Nos sentamos y como tenía tiempo libre, decidí seguirle el rollo, a ver hasta dónde llegaba su papel.

Me hizo muchísimas preguntas, por ejemplo:
que si yo era poeta, bombero, taxidermista, sexador de pollos, amante del curling, buhonero, tentador de latencias, usurero o moroso, profesor de aerobic... Empecé a notar que algo se le empezaba a escapar al señor Adverso, así que decidí frenerle y contesté:

-Soy fabricante de
seda dental de doble acción (fue lo primero que vino a la imaginación), pero no se lleve a engaños, Marquesino, en mis ratos libres escribo lo que puedo.

-¡¡Ahí quería yo llegar!!

-Pues haber preguntado, buen hombre.

-Llámame de tu, por favor. El otro día leí un post tuyo sobre los Anacardos Ruiseñor, esos que recomiendan
contra el mal de rencor. Necesito contactar con Ramón Girasol...

-Sí, yo le paso el contacto, pero no sabe usted donde se mete...

Hasta ahí se estiró su papel. Le di el contacto y se marchó como había llegado, pero ayer me encontré con un mail en la bandeja de entrada que decía:

Estimado MISTERVÉRTIGO. Quería darte las gracias por el favor que me hiciste. En efecto, los anacardos funcionan. La ira ha desaparecido y en su lugar sólo queda buen sabor de boca. Y he descubierto más efectos. Te lo explico. En relación con el "periodismo ficción" que dices practicar quería darle un giro. A mí me parece más adecuado llamarlo "periodismo sí o qué". ¿Y eso qué es? Me preguntarás. Pues un periodismo que responde siempre a las 5 preguntas, pero que deja abierta la duda siempre al Qué... ¿Qué te parece? Espero su respuesta, perdón, tu respuesta; ya sabes que prefiero el tutear.

Se lo conté todo a
Mariquilla Berberecho en su café. Y me confesó que Marquesino Adverso llevaba ya un tiempo siguiéndome. Por lo tanto llegamos a la conclusión de que los anacardos potenciaron su intención previa de cambiar el concepto de "periodismo ficción", pero no la provocaron. El rencor, sí. Ya sabemos que son muy efectivos en el campo de las desavenencias. Y hasta aquí la crónica del que para mí tenía pinta de llamarse Jazmín Absoluto.

Salud! ¿Sí o qué?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No veo lo del nuevo nombre, yo creo tener clarísimo el "qué", aunque claro, tampoco esto me ha parecido nunca ficción.

Fdo: desde el economato

P.D: mmm..y de nuevo aparecen los berberechos. Sé que el nombre no hace justicia a lo que aquí se lee pero, ¿habeis probado a poner en google periodismo berberecho?, jeje.
Anónimo ha dicho que…
¿Y cuál ha sido o será tu respuesta a Marquesino, si se puede preguntar?
Anónimo ha dicho que…
Me ha gustado mucho este jazmín absoluto, yo tengo cuatro, pero este ha salido redondo:

-"tentador de latencias"

-"Empecé a notar que algo se le empezaba a escapar"

-"Soy fabricante de seda dental de doble acción"

-"Hasta ahí se estiró su papel"

-"Pues un periodismo que Sí responde siempre a las 5 preguntas"

-"prefiero el tutear"

¡Siempre salud!
Juana ha dicho que…
Que si, que si, que si ...... sin problemas.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón