SUBIÓ UNA OCTAVA Y SE CALLÓ

Natalio Yomime ha dejado de cantar y eso que lo hacía muy bien, sobre todo cuando subía una octava. Nadie de sus amigos ni de su familia sabe a qué se debe, aunque sospechan de su nuevo entretenimiento digital: un tecnoYO-YO. Se lo regaló su compañero de trabajo Mariano Conmigo, otro loco de liarse con su propio ego.

Natalio y Mariano formaban una pareja de “aúpa”, pero el hecho de que Yomime haya dejado de cantar, no ha sentado bien en el círculo de pronombres personales (familia y amigos), así que apuntan a un solo responsable: Conmigo. Hace seis años éste fue acusado de cantar con demasiada facilidad los secretos de los amigos. Después le empezó a cantar con frecuencia el ala norte (axila derecha).

Hoy Mariano ha superado sus problemas, pero no deja cantar a Natalio. Y éste se deja. No ha sido una petición formal, sino un proceso de negación que ha ido acatando por amistad, un cante (o cagada), para los demás. Ya no hay olores, ni secretos desvelados, pero sí un dúo inseparable y singular: Yomime Conmigo.

Salud!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Digo yo que habiendo formado un nuevo dúo llamado Yomime Conmigo, volverán a cantar. Lo que pierdan en voz lo ganarán en poesía. Y cantarán.

isa

P.D: me quedo con la duda de cómo dejó de cantar la axila derecha de Conmigo, es que hay por aquí un dúo de axilas que cantan, pero mas bien como discutiendo la una con la otra, rollo pimpinela. Lo de "iros con la música a otra parte" no ha funcionado.
Anónimo ha dicho que…
Mira Daniel me ha pillado un poco despistado de mente y creía que Mariano Yomime, era un japonés de madre aragonesa, no me pregunte por qué... Estaría yo ensimismado conmigo mismo.

Saludos!!
CYBRGHOST ha dicho que…
¿y Joaquín que dice de todo esto?

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA