UN DISGUSTO EN MI CONTENEDOR

M@Luisa Tupida Deaquella y Francis Colera Manera nunca soñaron con un final así. Abandonados entre escombros. Han gozado de una vida plena, siempre vijando sin viajar, pero unidos en cada aventura que no fue, unidísimos. Ahora su 600 descapotable ya sin fuelle ni trócola se ha estrellado contra la catarsis mobiliaria de sus dueños. Un contenedor que apenas retiene, sostiene los últimos suspiros de M@Luisa y Francis.

Lo sé, puede que sea un poco cruel hacer le foto y no echarles un cable e/o indultarles, pero en mi casa habrían terminado por autolesionarse. Para vivir con la intensidad con la que lo han hecho hay que darles un sitio no forzado. Yo no puedo. Sin embargo, sé que no han sufrido. Hace unos minutos, en esta "madrugá" de pasiones el camión 'que echa los restos' ha sido certero. Ahora bien, me llevé un disgusto del contenedor, ese objeto inmaterial con brotes de soja y L CaseInmundicias que siempre ocupa un hueco no forzado en nuestras estanterías.

Salud!

Comentarios

copifate ha dicho que…
Se ve que el equipo de comentaristas está viendo procesiones.
Por mi parte y con todo respeto creo que va siendo hora de poner coto al "poder sotánico" (copyright MSB) que invade nuestras calles con sus torturados, sus vírgenes (????) , sus Kukluxclanes, su música militar, todo ello acompañado con militares profesionales y políticos electos que traicionan la aconfesionalidad de las instituciones a las que pertenecen. Y las televisiones diciendo las mismas memeces todos los años. Qué tropa!!!!!
Yo se lo que echaría al contenedor.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón