Ir al contenido principal

UNTERCIO SUEÑA ¡VIVA SAN ISIDRO!

Por Fabio Carabeo
Mi gran amigo Gustavo Untercio Y Dos me ha contado el sueño de esta noche… No sé por qué, porque no se lo he preguntado, pero el tío ha insistido. Normalmente hablamos de nada, que lo es todo, pero sin profundizar. Lo que ocurre es que últimamente Gustavo está removiendo Roma con Santiago y ha llegado a Calatayud, pasando por Valencia e Islamabad. Ahora que ha tocado hueso sus noches son, permitidme la expresión, la hostia… no para de soñar, pensar y tropezar.

Graba, Fabio, graba y cuélgalo en MISTERVÉRTIGO. Necesito que esos comentaristas tan avispados, que siempre están ahí, opinen sobre mi sueño!" Así que, con vuestro permiso, dicho y hecho. Puse el móvil a grabar y ahí va la transcripción:

"Estoy en una balsa de madera con mi primo Rubén Doscopas y Una Untercio (su madre es la hermana de mi padre). El mar está agitado, cabreado… Nos rodean millones de medusas altamente venenosas, dispuestas a jodernos la vida si pasamos del límite. La balsa no se hunde, pero poco le queda. Rubén toma la iniciativa y se le lanza a las profundidades a ver cómo está el patio por ahí abajo. Busca un pasillo submarino por el que pasar y quedar a la deriva, pero sin medusas alrededor".

"No lo encuentra, pero sigue intentándolo. Yo me dejo llevar, sé que él puede tirar del ‘carro’. A mí no me sale. Me dejo. Confío en él 100%. Pero Rubén empieza a ahogarse, le falta el oxígeno. Se marea y cae rendido. Decido tomar el relevo. Cojo aire una y otra vez, me sumerjo, no encuentro salida, pero buceo más hacia el fondo. Me roza una medusa, pero no me pica. Profundizo más… al final encuentro una salida"…

..."Y antes de llegar aparezco en las entrañas de una mangosta charlando con Federer. Dice que no se llama Roger, sino tulipán y antes de despertarme grita: ¡Viva San Isidro!"

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
A mi se me ocurren 2 cosas Fabio:

1. Untercio, Doscopas, miles de medusas,sin salida y "viva san isidro"...tus amigos estaban ayer en las vistillas de fiesta, sin más. Creo que hasta les vi.
2. Realmente los dos están en una balsa, y como en "la noche bocarriba", el sueño es que te lo cuentan a ti para que lo escribas en mr.vértigo y los oníricos comentaristas escriban.

isa
Anónimo ha dicho que…
Siguiendo a isa, yo creo que "cuando el río sueña, algo vuela" y que todos necesitamos que nos provoquen, inciten, sugieran, susciten y esto es lo que hace este singular blog y sus seguidores o perseguidores.
"Tresenuno"
copifate ha dicho que…
En la Anábasis de Jenofonte se cita a un general persa que se llamaba...Atención, asómbrate Daniel Seseña: "ABRÓCOMAs"
capitán garfio ha dicho que…
Yo lo veo así:
Están en un garito,un garito en fiestas,fiesta de san Isidro,el local está a tope,está a reventar,se encuentran al lado de la barra,donde sus nombres dicen exáctamente lo que toman..
¿cuando,de repente?les entran unas ganas horrorosas de mear..¡O Dios mio!..los aseos estan al final del "pafeto"(PUB)...Y aquí,empieza la odisea..
Las medusas son la gente,la gente que les impide llegar a su destino,el tiempo juega en su contra,han bebido lo suyo y la vejiga les va a reventar...
Lo intentan una y otra vez,han recorrido dos metros en diez minutos,sus fuerzas para contenersé...escasean,de hecho Ruben ya ha notado una gotita furtiva.
Te das cuenta por su cara que no lo logrará,lo cojes del brazo y tiras hacia ti,te has dado cuenta que la salida del pub,queda más cerca que la del aseo,lo logrAis,lo habéis conseguido,estáis en la puerta,donde sin pensarlo,buscáis un coche para protegeros de miradas impertinentes...
En ese momento subís al séptimo cielo,os encontráis en el "Limbo"
Cuando ya habéis terminado la faena,que casi...¿casi?,llega a cortaros el pelotazo,se te hacerca un personaje,que te parece,Federer,Alcapone o la primera Dama de Francia,que más da.. y grita....¡Viva San Isidro!
Un saludo
Gustavo Untercio Y Dos ha dicho que…
Gracias Fabio y gracias a todos los comentaristas, ayer me picó una avispa por la calle y no pude seguir dándole vueltas al sueño, pero hoy con tanta poesía interpretativa... creo que tengo para rato. Así que hasta nuevo aviso: 'Cierropunto'.

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…