A HOSTIAS Y DESENCUENTROS

Estaba comiendo yogures en pleno momento de arrepentimiento cuando entró Maryuco Mientrastanto y se lió parda. Venía con la mosca detrás de la oreja... y no una mosca cualquiera, no señor, ¡toda una señora mosca! De esas que no se andan con chiquitas -oriunda, mitad de Mostar mitad de Alcorcón- en la parte de atrás de la oreja, que no de los cojones. Agresivo y malencarado, Maryuco impuso su ley y empezó a repartir guantazos a Diestro y Siniestro, y cuando llegó a Fermín Flemón -que ya se había acabado el último yogur- éste aparcó el arrepentimiento y respondió con más golpes.

Se liaron a hostias durante un buen rato. Al término del 'desencuentro' se enroscaron en un abrazo y Fermín asumió su victoria. No así Maryuco, que con malas formas e impotencia se tragó su rabia y saliva para no prolongar el patetismo del momento. Me voy con mi vida, tú sigue con tu arrepentimiento... tienes mucho aún por coser, Fermín. El final de esta microhistoria llega cuando Maryuco se marcha a su vida cotidiana: la corrección de errores en la producción rupestre de hebillas de cinturones de charol-piedra (muy típicos en la Islandia conquense)...

...Y Fermín retoma su entusiasmo, sin culpabilidades, por la cría silvestre del ave conejo en la pedanía de Mientrastanto.

PD.: Pero la historia, más allá de estrecheces (por lo del 'micro' anterior, lo digo), realmente no ha terminado. Lo cierto, es que no ha hecho más que empezar. Seguiremos informando.

PD2.: No es coña, resulta que el sistema de Blogger me impide enlazar "Alcorcón" con la web de su Ayuntamiento.

Comentarios

Deprisa ha dicho que…
xDDDD Me encanta el surrealismo del post xDDDD

Por cierto, ¿Para cuando una rtículo deninvestgación que desvele la sucia maniobra de Blogger contra ALcorcón? xDDDD

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón