Ir al contenido principal

CUIDADO CON LOS MALOS RECUERDOS Y LAS HEMORROIDES HIPOTALÁMICAS

Advierte Mario Raro que si pasas tres veces por el mismo adoquín lo más seguro es que te venga un mal recuerdo a la cabeza. Lo advierte en la puerta de la charcutería los primeros viernes de mes. Se centra sobre todo en los que compramos cecina de León y tinto de la Ribera Sacra. No sé por qué, pero está empeñado en este particular 'grupo de riesgo'. Me encanta esta expresión. El viernes le pregunté, pero se evadió. Miró para otro lado y se marchó con la advertencia a otro ultramarinos.

El caso es que pasé por tercera vez por el mismo adoquín y se cumplió su aviso. Un recuerdo muy chungo se paseó por mi cabeza. No lo voy a contar, primero porque además de no entenderse nada, sería demasiado personal para mi adoquín preferido. Y segundo porque no viene a cuento. Aquí lo que importa es este fenómeno llamado Mario Raro y sus visiones. ¿Será un enviado de Charcuterías Mariánez, la competencia? ¿Querrán persuadir a través de malos recuerdos? ¿Persuadir de qué?

No sé en qué momento la cecina de León y el tinto gallego se convirtieron en un elemento peligroso o sospechoso para algún grupo de poder... pero algunos -muchos- lo llevamos claro . Porque los malos recuerdos, esos que se destierran consciente o inconscientemente, son un verdadero castigo. Claro, que investigando he descubierto a un tipo extraño en la puerta de algunos bancos y cajeros (sin nombres) advirtiendo a la gente de que hablar demasiado alto (para llamar la atención de los demás) provoca hemorroides hipotalámicas.

Seguiremos investigando.
Salud!

Comentarios

Anonima Mente ha dicho que…
Si haces esto, pasará lo otro. Ya me lo decían de pequeña, siempre arbitrando en una espiral causa-efecto, de la cual aun no he conseguido salir del todo. Aunque el otro día casi escapo de soslayo, cuando pensé, que debería avisar a mi vecina de que las "Oes" no se lavan a mano, por que si haces esto, se te pegan a los dedos y tu vida entra en una duda permanente y oscilante, y empizan por mirarte de reojo mientran recitan: es la ciclotímica del cuarto C.

P.D.: para güeno de verdad el Jamon de Guijuelo, es el mejor!
La Zapateta ha dicho que…
Después de leer tanto el post de Daniel como el comentario de Anónima Mente, me ha entrado una duda críptica, se me ha instalado en el martillo y no para de golpearme. Les he comentado en bajito a mis glóbulos blancos que se acerquen al oido y la embeban. Después he sacado todo mi dinero de ONG Direct ya que me han dicho en Manolito's, sin ningún genero de dudas, que se hunde... Los leucocitos se me han acabado pero el lexatín ha hecho el resto.

PD: ONG Direct es un excelente nombre para una ONG que pretenda un cierto toque de modernidad (ahí queda eso).
Anónimo ha dicho que…
recordar, del latin re-cordis. Volver a pasar por el corazón.

Aunque los recuerdos sean malos, aunque sean tristes...hay que seguir comprando cecina de león.
A´nonima Mente ha dicho que…
A Zapateta: Que sepas que SI HACES eso, vas a acabar muy mal, digo lo de hablarte a ti misma en plan secretitos, y si encima subes al escenario a ese actor secundario, ese tal Lexatin (todos conocemos sus efectos secundarios) entrarás en un vértigo hipotalámico.
Así que recuerda: Si HACES ESO, LO OTRO.

P.D.: Hoy estamos pa´nota
Juana ha dicho que…
Totalmente de auerdo con Anónimo, comiendo cecina de León, tomando vino gallego y con una buena compañía, los recuerdos mejoran muchísimo, se "miran" de otra forma .... tienen otro color.
Deprisa ha dicho que…
La culpa es tuya, si compras cecina de León y Ribera Sacra tienes que cuidar mucho más por dónde pones los pies.

En fin, espero que la próxima vez lo tengas más en cuenta.

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.