EL BANCO 54...

...Es el título de una nueva sección. En este banco, situado en un lugar (ya sacaré una foto más adelante) a mi juicio incomodísimo duermen mendigos, se sientan parejas a retozar (adolescentes y adultos), octogenarios del barrio, octogenarias del mismo barrio, quinceañeras que comen pipas y escuchan música en sus móviles, quinceañeros que hablan de las quinceañeras antes sentadas...

...Las dependientas del Día que aprovechan para 'echarse' un piti; los controladores del S.E.R. (Servicio de Estacionamiento Regulado); Rubén el mago; Rosaura, la costurera; los taxistas de la zona; gente de paso que se sienta; treintañeros que no terminan de entender que llegan los 40; adolescentes que vienen de jugar un partido de baloncesto; búlgaros post misa ortodoxa de 11; mascadores/as de chicles; locos de Nessun Dorma (Giacomo Puccini); los mecánicos del taller de al lado Radiano Cilindro...

Todo un mundo de historias se van amasando cada día en El Banco 54. Historias, unas de más calado que otras, que cada día pueblan este chaflán de algún rincón madrileño. Así que os las iré trayendo a este espacio. Aunque, sinceramente, si tuviera valor haría lo mismo que Auggie (Harvey Keitel) en Smoke: Fotografiar la misma esquina de Brooklyn a la misma hora todos los días durante no sé cuánto tiempo. Pero como no lo tengo... lo haré a mi modo.



Salud!

Comentarios

jordicine ha dicho que…
Pues me parece muy interesante. Si el banco pudiera hablar... Un saludo.
capitán garfio ha dicho que…
¿¿¿No solo en un banco,hay tantas historias que podrián escribirse,de cualquier rincón de la ciudad????
BLANCO ha dicho que…
Qué maravilla Smoke. Joya. La secuencia. Ellos dos. Paul Auster. Me siento a esperar tu banco, Dani.
Daniel Seseña ha dicho que…
Tomémonos un vino en él y hablemos de lo que pasa ante nosotros.

Salud!

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA