Ir al contenido principal

Entre líneas y links. Vuelve Cámara Abierta

Publicado en el blog de Cámara Abierta 2.0

Dicho y hecho… Ya está en marcha la 3ª Temporada. Aquí podéis ver el programa entero.

Y como de costumbre, os pasamos los links mencionados en el programa de anoche. Arrancamos con la herramienta musical que está causando furor en la red: Spotify (http://www.spotify.com/).

Obviamente esta aplicación internetera no ha sido el único fenómeno del verano ni de los últimos días en la Red. Ahora, por tanto, es cuando entramos en territorio de Intérnate para hablar, por ejemplo, de uno de los virales más movidos: el documental de Julián Alterini titulado Operación Pandemia. Dura unos 10 minutos y defiende una teoría conspiratoria por parte de las farmaceúticas para sacar provecho de la expansión mundial de la Gripe A.

Más temas para el Intérnate: ¿Sabíais que el Gobierno Británico ofrece 140.000 euros anuales a quien se encargue de actualizar su cuenta de Twitter?; Homenaje a los videoblogueros, Antonio Pablo Molina (más conocido como Budy Alien), ha colgado un documental de 41 minutos donde repasa la trayectoria de los 15 usuarios más currantes de Youtube; y más vídeos... Los del proyecto YOU ON YOU, un concurso internacional para videocreadores en el que Jesús Pamplona, nuestro compañero culpable de los gráficos del programa, se encuentra entre los finalistas.

Comienza la primera gran cita bloguera de la temporada. Los premios bitácoras.com (http://www.bitacoras.com/) han presentado su 5ª edición en la Casa Encendida de Madrid. No hemos querido perdernos el encuentro, al que acudieron cientos de blogueros... así que aprovechamos y le pusimos el termómetro a la blogosfera... para ver cómo ha cambiado en estos últimos 5 años.

Entrevistamos al responsable de comunicación de los Premios, Raúl Ordóñez (@jasp para los amigos y twitteros); a Dulce Heredia (@aguaqua), mejor blog deportivo en la pasada edición con http://www.deporteaccion.com/; y a Antonio Cambronero (http://www.blogpocket.com/) , uno de los grandes clásicos de la blogosfera.

Además, pusimos el ‘micro ambiente’ y los blogueros nos recomendaron sus bitácoras favoritas para esta temporada. Por aquí pasaron: Ion Antolín (Blog y medio), Berto Pena (Thinkwasabi), Jesús Gordillo (Periodismo 2015), Acia Baghdadi (www.buzzparadise.com), Pedro Jareño (http://www.blog.minube.com/), Fernando Tellado (Ayudawordpress.com), Juan A. Vicente (Netambulo.com)...

Y en Tú Ruedas: Entre la legendaria Tombuctú y el País Dogón, en Malí, está la pequeña aldea de Hombori; que este verano se ha revolucionado por extraños visitantes, que lo mismo llegaban en un coche fúnebre tuneado, en un Cuatro Latas, o en una ambulancia... incluso hay quién apareció en una moto de 125 cc y 20 años de antigüedad... Se trata de Raúl Rivera, y ha sido uno de los que han participado en la primera edición del Rally solidario a Malí... lo ha grabado y nos lo ha mandado a nuestra sección de periodismo ciudadano: http://www.exploramoto.com/

*En la foto Raúl Ordóñez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…