PEGAR, POSTEAR Y ENTERRAR... VIVIR

Ha sido uno de los grandes protagonistas de este blog... Pero ha llegado el momento de despedirme del pegador freudiano y, como he hecho con tantos símbolos-personas, matarlo y enterrarlo por salud. Para el que piense -habrá quien lo haga- que hablo en sentido literal, matizo: Sólo estoy usando el lenguaje del alter ego del pegador. Puedo seguir escribiendo y construyendo historias sin tu inspiración. Porque al final todos estamos, no ya de paso, sino expuestos por tiempo definido.
Además, me he dado cuenta -gracias, entre otros, a Guillermo de la Madrid, previo paso por los Inicios.es de Paul M.- de que hay una calle llena de matices, detalles, mensajes, diálogos, símbolos, dobles y triples sentidos, juegos de palabras, palabras sin jugo ni juego, personajes perdidos, hipos huérfanos de diafragma, recovecos transparentes y resquicios opacos, hijos de padres desconocidos, padres que no lo son porque siguen siendo hijos... Todo un planeta un mundo en permanente actualización.

Con todo y sin nada, sólo puedo tirar palante'. Así que, amigo, hasta siempre. Me voy a dar una vuelta.

Salud!
-------------
*La foto viene de Escrito en la Pared.

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Jajja Justo hoy que le he hecho una foto en Zamora!!! Menos mal que también te he hecho foto de la calle que hay a la vuelta de mi casa. C/ Colación. Yo solo he visto sacar a Colación una piscina portatil para los niños, pero seguro que a ti te daría mucho más juego.
Anónimo ha dicho que…
Que puedes seguir escribiendo y construyendo historias sin su inspiración es obvio y a la vista está. Eso sí, muerto y enterrado, cada vez que vea una de esas pegatinas me acordaré de él, y eso que no es uno de mis preferidos.isa
Juana ha dicho que…
Los cambios .... unos vienen, otros van .... continuemos.
Escrito en la pared ha dicho que…
A ver si un día de estos lo vas a tener que resucitar... yo no digo nada... :)

Gracias por las referencias.

Un saludo.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón