EL PARAGUAS REANIMÓ A LA ESTRELLA DE LA RADIO: EL APARCACOCHES

Mr.Espíritusanto (@espiritusanto) y un servido servidor salíamos de comer de Lalanda. Él haciendo una pausa en su periodismo ciudadano y yo buscando la crónica de ficción, más allá de Tras La2. Y qué coñas tiene la realidad que nada más cruzar la puerta, nos encontramos con el panorama que véis en la imagen. Inmediatamente lo apodó como "Radioparaguas" en su twitpic y yo encontré la glosa surreal que buscaba... Eso sí, con un sujeto-objeto muy tangible.

Cómo no, me vino a la cabeza aquel pasaje memorable de El Leviatán (Paul Auster), en el que un personaje muy carismático invita a Benjamin Sachs a refugiarse bajo su paraguas con varillas pero sin tela impermeable... la tormenta era salvaje y Benjamin, sin dudarlo, se protege de ella bajo aquel techo encantador.

En este caso el personaje, bien podría llamarse Manto Gutiérrez. Es el aparcacoches del garito de al lado y viste un peto fluorescente amarillo ácido. Ésta es su casa, su puesto, y ella... su mejor e inseparable amiga: un viejo transistor suturado por una goma, ya poco elástica (que impide que se descuajaringue). Seguramente, sepa más de lo que calla bajo el paraguas sobre, por ejemplo, el crimen de Martínez, la resurrección de Casimiro o el arte emancipatorio de Rodolfo. Investigaremos.

Salud!

Comentarios

José Ignacio Mortilotti ha dicho que…
La radio que nos protege del chaparrón de política de otros medios...¿? :D
Sin duda, curioso y muy conceptual
Daniel Seseña ha dicho que…
Qué bien traído! Por cierto, seguro que por las increíbles calles de Oviedo se mueven miles de historias como ésta, no? Mándame alguna pista, compañero bloguero!
Oscar Espiritusanto ha dicho que…
Decía @casal cuando envíe la foto a twitter que la radio tiene sintonizada Intereconomía. Curioso que sea un "Transistor con GOMA" el que tenga Intereconomía después de ver el vídeo que compartías en Facebook. (http://www.youtube.com/watch?v=xvx4sjQspnM)

Abrazo amigo ;)

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA