CATARSIS, HUMOR Y MUCHO TIRAMISÚ

Cómica Regreso tuvo que sobreponerse... (que nadie le dé más vueltas de las necesarias a la expresión). En la puerta le esperaban todos los que son y en la contrapartida, los que están. Lo del prólogo, epílogo, portada y contraportada, ya es otra historia sin final. Al erguirse y atravesar el quicio, la abrazaron con todo el cariño acumulado en el debe sin olvidar el haber.

Tres años recolectando distintos tipos y semillas de humor por el mundo para regresar y sembrarlos en el hogar más triste del universo -el suyo- dan para mucho. La primera sorpresa, grata, que se llevó al entrar en su casa fue el recibimiento con bromas, pastelitos salados y bebidas desdramatizadas con taninos de humor.

Después se echó una siesta, porque venía más que cansada. Reírse sin ganas durante mucho tiempo agota, pero aprender a reírse de uno mismo relaja... no hay más que ver esa mueca 'de coña' que exhibe mientras duerme en el sofá de siempre. Por la noche cenaron y se curraron chistes sobre sus propias limitaciones. Y de postre se 'apretaron' el tiramisú de catarsis y mascarpone cómico que había preparado Regreso.

Salud!

Comentarios

isa ha dicho que…
en el "debe" se acumulan cosas a velocidad de vértigo, pero luego llega una con un monton de semillas de humor, un abrazo y el saco se vacía en un instante. Genial.

P.D: "Tres años recolectando distintos tipos y semillas de humor por el mundo para regresar y sembrarlos en el hogar más triste del universo". Me ha encantado, qué ternura.
Juana ha dicho que…
" .... y bebidas desdramatizadas con taninos de humor."
Eso es lo que se necesita para empezar el día.
Bonita entrada
Anónimo ha dicho que…
Daniel, me metes en un mundo que me suena pero no termino de conocer aunque suena familiar. gracias por tus regalos de ficción. Son alucinantes.

María F

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA