PERATA DEL VALLE CONSECUENCIA

Se llama Perata del Valle Consecuencia y es una pequeña localidad situada (según el gusto del navegador) entre Reikiavik y Alcobendas; o entre Empanada de Buho y Timbu. Apenas llega a los 18 habitantes, pero por estas fechas -como se suele decir- se peta; vamos que vuelve a casa por Navidad hasta ese que aparece en las frases hechas... El tal tato.

Perata es un pueblo tranquilo del que todo consecuente (gentilicio) emigra sabiendo que siempre hay reacción. En Nochebuena se reúnen todas las familias en torno a una mesa de madera de castaño poroso que construyó el tataranieto del fundador del Valle: Fausto Causa Gato Preto. Había sangre portuguesa, poco supersticiosa (a pesar de ese gato negro del apellido), en la saga. Y gracias a esa acción, más el respeto y cariño por el pueblo de todos, la consecuencia perdura.

Todos
-hasta el Tato- son más que felices, porque saben poner sobre la mesa (de forma tangible o cada uno para sus adentros) las consecuencias que tiene cada decisión que toman en sus vidas. Cada paso que dan, cada palabra que dicen, cada discusión que tienen, cada palabra que escriben, cada vez que van al baño... Y encima, también sobre la mesa, comparten un hecho: no por ser conscientes de las respuestas a sus actos, son menos espontáneos que los oriundos de Villaligera.

No es coña, es Perata del Valle Consecuencia. ¡Salud!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Esto me recuerda a una versión navideña del banco 54. La que le espera a esa bonita mesa, el peso de todas las decisiones (hasta las del Tato) sobre ella!. Menos mal que su condición de mesa de madera porosa le permitirá filtrar y dejar caer sin que nadie se de cuenta las consecuencias más pesadas. isa
La Zapateta ha dicho que…
A mi nunca me han gustado los poros consecuentes, y mucho menos las consecuencias porosas porque, no hay quien las extraiga. Recuerdo una profesora de matemáticas cuya nariz atesoraba un campo de profundos poros, vacíos de geometría y llenos de mala "leche". Consecuentemente, poroso os lo cuento.
CYBRGHOST ha dicho que…
Genial, es para contárselo a los niños como una fábula. ¿Y lo pillé a la primera!.
copifate ha dicho que…
He consultado Timbu y como su nombre casi indica es la capital de Bután y lo mejor es que allí se instalaron dos semáforos que fueron rechazados por la población y retirados... por ser muy impersonales!!!!!!
Eso es otra manera de ser consecuentes.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón