Ir al contenido principal

EL SECRETO DE PRESIÓN

Hoy hace un año que Joaquín Presión descubrió el secreto. Desde entonces su vida ha cambiado por cierto por completo. Los que no le conocen me conceden el privilegio de hacer balance anual. Pues bien, el primer cambio importante a destacar es que desde entonces investiga en la cocina y además... cocina. Pero la cosa sigue.

Come y deja comer
; duerme y deja soñar; permite y deja roncar; cae y se deja caer de vez en cuando por los mundos interiores que antes sobrevolaba. Más cambios: ha dejado de morderse la lengua para no callar y curarse la llaga culpable para siempre; lee programas de radio y escucha a sus amigos; estornuda con creces, sin mermas ni contradicciones. Bueno, eso ya lo hacía antes.

Constriñe y se deja
; permanece y se va; vuelve y observa; se arrima sin resvalar; salazona y dimite cuando ha de hacerlo; se alegra y llora; ríe y mira; se entona y pierde cuando gana; doblega y repliega... Va al súper solo o acompañado. Se pierde entre las estanterías de hidratos.

Y ahí está el tesoro
, el secreto. Cuando llegó a los ibéricos hace un año sin saber lo que se ocultaba entre carne de primera, la sorpresa fue tan mayúscula que jamás ha vuelto a ser singular. Se ha convertido en un sujeto que predica con el ejemplo. Y si queréis conocerle, no tenéis más que ir al súper de la zona y le hallaréis degustando y creando. Porque lo suyo es Comer, beber y amar... Ya no hay más vuelta de tortilla. Y hoy Bendita Picarda está invitada a cenar.

Salud!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Varias cosas: ¡Cuidado con el colesterol! ¡Gran peli Comer, beber y amar! y, ¿qué va a cocinar para Bendita Picarda?

Fdo. Un incapaz cocinero
CYBRGHOST ha dicho que…
El Cambio parece genial, y lo mejor de todo, no parecen promesas de año nuevo. Será genial cuando le llegue el momento de descubir que "cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da"
Anónimo ha dicho que…
Digan lo que digan, con el estómago lleno de embutidos, uno es mejor persona, que no?
Anónimo ha dicho que…
Maravillosa radiografía humana y mejor plan.

Este es uno de esos post que escribes con la gran calidad y cualidad de hablar del de más allá o más acá, en el que te tropiezas varias veces con un "yo no lo hubiera dicho mejor".
La Zapateta ha dicho que…
Este post es simplemente irrepetible y genial. Cuéntame tu "secreto".
Juana ha dicho que…
Descubrir los secretos es lo que tiene, que libera mucho y te vuelve "plural" ....
Daniel Seseña ha dicho que…
El tesoro está en todo súper que se aprecie en la sección de proteínas... Y ahi se halla: El secreto... Ibérico. Una joya que cuando pasa por la sartén se convierte en el mejor aliado del bienestar, la catarsis y los cambios constructivos.

Salud!

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.