EMPLEANDO LA FORMACIÓN

Marcial Fomento, su padre, es fontanero y David Rasgo, su padre, es bibliotecario. Y él, Romero Fomento Rasgo, está empezando a saber qué quiere hacer en la vida. Tiene 13 años y de momento le encanta fabricar objetos tecnológicos con restos de aparatos electrónicos desahuciados. Pero digo "saber qué quiere" porque me comenta su tía Rosa Vanguardia Mecha que domina la formación de "Empleos"; nombre que reciben una especie de aparatos que trabajan sin ayuda una vez han comenzado...

Con 12 años, Romero tuvo una crisis que desembocó en llanto. Pero sus padres le apoyaron en su tendencia electrónica, gracias a lo cual no sabemos si será ingeniero, pero sí que sea lo que sea sabrá cómo estructurar todo tipo de esctructuras; incluso las más desestructuradas. Como su formación de empleos, Romero un día empezó y desde entonces se emplea sin ayuda; aunque la necesita.

Ayer, mientras se zampaba un bocata de lomo con queso se le ocurrió otro "Ave Fénix" al que ha llamado: "Un libro ceñido con letras independientes en busca de frases con varios sentidos y una historia que estructurar ya desarrollada en alguna parte". ¡Bueno, el chico tiene sus cosas!

Salud!

Comentarios

Juana ha dicho que…
La ingeniería sirve justo para eso, aprendes a estructurar todo tipo de estructuras .... las independientes, las que se destruyen, las que te devoran .... aprendes a reconstruirte pase lo que pase.
Eso sí, siempre quedan "tus cosas", es la Vida que jamás se ceñirá a rígidas estructuras.
Anónimo ha dicho que…
¿ha tenido algo que ver la serie de dibujos animados donde se les enseña a ser superheroes??, igual ha reestruturado su propia tele y le enseña los misterios de la electronica. Y digo misterios porque este mundo tecnlogico, por mucha ingenierada que uno sepa, es un gran misterio.
Saludos!
Fdo.: electrón con ansias de neutron

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón