SENTIDO Y COLATERALIDAD

El mismo día que vi a ZP ofreciendo sus cafés a 80 céntimos -o sea el sábado pasado-, pero ya entrada la noche, aparco el coche donde normalmente no se puede -debido a las invasivas segundas y terceras filas- y al salir me encuentro con el naufragio de la foto. Un solitario mechero -sin chispa- se hunde en el charco de una cuneta madrileña. Un encendedor del PP que luce el logo antiguo con letras en rojo.

Poco después, me vi Collateral (Michael Mann, 2004); la había grabado hace unas semanas en La1 y estaba pendiente. Y al mismo tiempo me acordé de un vecino que murió en el portal de al lado en plena calle, al medio día de un domingo cualquiera. Un infarto le dejaba seco... No me olvidaré jamás de esas piernas que terminaban en zapatos castellanos, y que asomaban de entre la soledad de una manta térmica.

Un
tío sube al metro en Los Ángeles y se muere... ¿crees que alguien se da cuenta? (Collateral).

Salud!

Comentarios

Juana ha dicho que…
Lo del encendedor parece simbólico ....
La muerte te lleva, sin remedio, no pregunta, hace su trabajo y ya está.
Desde que lei que es la mejor, la tengo de consejera, es buena, se sienta en tu hombro izquiedo y si la dejas .... te susurra, se le da bien susurrar.
No se porqué pero le tengo un profundo afecto, sabe mucho .... ella misma dice que es porque es muy muy vieja.
Anónimo ha dicho que…
Seguro que no. En las ciudades hemos desarrollado el miedo a las personas. Se huye de ellas, se esquivan, no vaya a ser. Efectos colaterales.
Triste imagen la de esos pies que asoman. Yo también tengo una de soledades y mantas térmicas.

isa

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón