Ir al contenido principal

CABRONES, NO ME DEJÉIS SIN ASFALTO

Ahí va una imagen captada cerca de Puerta de Toledo, en Madrid. La composición, vamos a llamarla MOET y spray sobre asfalto, es de hace unas horas; y todo en ella está relacionado, me dice Casimiro* repetidamente mientras hago la foto. Todo, todo, todo está relacionado ¿Relacionado con qué? Le pregunto. Pero se va por donde ha venido, como siempre, por el primer plano secundario. El nuestro. Así que me quedo con un jeroglífico a interpretar y con una foto a la que no puedo renunciar.

Caígo en la cuenta. Casimiro murió y regresó de entre los vivos más muertos para seguir con su discurso en vida; con su diálogo, con sus mensajes. Seguramente él, más que nadie, ha pagado los efectos destructivos de unos cabronazos provocacrisis. Seguramente él sabe que una caja vacía de un buen Champagne tumbado paralelo a un spray que ya no pinta nada sólo puede significar una cosa: todo Cristo tiene derecho a una plaza (la que están ocupando durante la foto, en zona verde) y él aún no sabe qué pinta ni cuál es su plaza; pero no quiere perderla.

Salgo corriendo a buscarle, pero como siempre, se ha esfumado. Me deja sin respuestas. De su hijo Marcelo no sé nada. Y eso que tenemos mucho que hablar aún de las cartas famosas y misteriosas cartas de Kandinsky. Una caja ya sin lustre y un spray oxidado... Así me he quedado sin Casimiro. Menos mal que nos queda interpretar. Pero antes, un grito del fondo de una calle me dice: ¡Te equivocas, como siempre... Cuida tu asfalto! Es Casimiro.

*Casimiro
es uno de los personajes pioneros de este blog. Un tipo que tras sufrir un traumático desencuentro personal/laboral empezó a discutir consigo mismo en la vía pública. Pero parece conocer a la gente que pasa a su alrededor, porque lanza mensajes cifrados que se clavan en la conciencia de quien lo escucha... Como me pasó a mí con él; que consiguió darle la vuelta a mi crónica de golpe y porrazo en Habla Casimiro que yo te escucho. Murió y volvió. Su pasado, presente y futuro son un misterio.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Seguro que Casimiro también tiene su plaza, si no en zona verde del centro, en algún rinconcillo más escondido aunque no por eso menos reconfortante.

Qué placer volver a tener por aquí a Casimiro con sus diálogos a solas que dejan más interrogantes que respuestas!. isa

P.D: ¿y no era Casimiro el que miraba de aquella forma especial?. Estos multipost me llevan a otros sin remedio, algo tiene Casimiro, sin duda.
Juana ha dicho que…
Casimiro ha vuelto u nos ha dejado más tranquilos, a mi la verdad me preocupa Marcelo, tiene muy malas cartas, aunque el pasado, el presente y el futuro siempre son un misterio .... estaremos pendientes.
La Zapateta ha dicho que…
Casimiro vuelve el mismo día que,casualmente después de un tiempo, me dejo caer por tu blog. Eso ha de significar algo. Al menos para mi, no sé si para Casimiro, o, vete a saber, si para los demás. Pero, para mi no tiene más que buenos significados... Estoy con isa y Juana, en que es un personaje clave en tu periplo perioficionado. Es el nexo de todo y de nada, y sólo está relativamente relacionado con su absoluta certeza. Pero, yo le quiero.
Anónimo ha dicho que…
Juraría que lo he visto esta mañana. Iba con su MP4 nuevo y hablaba al aire de la importancia del clima sobre la presunción de inocencia en el mundo mercantil. Era él, era él!!!
marian ha dicho que…
Debe ser alguien muy peculiar este Casimiro. Lo digo porque hace un rato había escrito un comentario, y antes de darle al botón de publicar, decidí leer "Habla Casimiro que yo te escucho" (una puede viajar desde el 9 de marzo de 2010 al 13 de mayo de 2008 en tan sólo un click) y al volver mi comentario se había esfumado...como Casimiro...tal vez ahora ande por ahí lanzando un mensaje en formato comentario .
Daniel Seseña ha dicho que…
Me alegro mucho de la bienvenida que le dedicáis a Casimiro. De verdad. Yo qué voy a decir. Me inspiró, por azar, en aquel post que menciona Marian (cuyo comentario espero recaiga sobre Martínez, por ejemplo) y desde entonces, como dice Zapateta es nexo del todo y nada.

Pero como dice Juana, el pasado, presente y futuro es un misterio... Así que los interrogantes de Isa ahí quedan, junto con Casimiro y Marcelo. Sólo espero que seáis conscientes de que sin vuestros comentarios ninguno de los dos podría resurgir del alcantarillado bloguero.

Así que doblemente gracias.

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…