ESBIRROS DEL TRÁFICO INTERIOR

La hice muy rápido, estaba en mitad de la compra cuando me encontré con esta postal; algo desenfocada porque en el lado contrario y desde el techo me apuntaba una cámara de seguridad. Y como no quería que se preguntaran "qué hace ese tío con un paquete de pan Bimbo en la mano y un móvil en la otra, haciendo una foto a la puerta del almacén", disparé apresuradamente.

Ese "no hay salida" me estaba provocando una irritación cáustica aguda en mis entrañas; y todo en medio del avituallamiento del viernes. Afortunadamente no debí resultar sospechoso a los ojos de la seguridad comercial, porque no se me acercó ningún vigilante... O al menos no los vi. Pero a mí sí me dio por vigilar la puerta. Curiosamente de ahí empezaron a salir agentes esbirros de tráfico especializados en interiores. Todos en fila india y en formación severa.

Una señora, poco después, me atropelló con su carrito, para terminar de rematarme al segundo un señor con otro carro; éste lleno de alcachofas y cervezas. Entonces llegó uno de esos agentes y me puso una multa. Lo ves, hay que mirar, pero no observar tanto en 'dirección interior'; ¡que no se entera! La señora y el señor de las alcachofas se perdieron entre los quesos frescos sin disculparse. No hay salida, me dije. Y el guaria, al final me quitó el cupón descuento. No hay salida.

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Te habían fichado por la cámara. estoy convencido de que nada bueno se cuece en ese almacén y lo de los carros no fue un accidente. Tuviste suerte y tu osadía sólo te costó un cupón descuento.
Daniel Seseña ha dicho que…
Eso me daba en la nariz... Un día, hace tiempo, lancé un "tuit" pidiendo un tráfico regulado ya dentro de los súper. Ese día fui arrollado varias veces por distintas señoras y señores en diferentes secciones -fruta, verdura, vinos, intenciones proteínicas...-. Entonces ya sospeché de que algo se mascaba por ahí dentro. Ahora ya lo sé.

Debe resultar sospechoso un tipo que hace fotos y escribe en su móvil mientras espera la cola de la charcutería.
Kike Cabré ha dicho que…
Situaciones parecidas en el supermercado. Los carritos de la compra me peresiguen y me agreden hasta sufrir ataques de pánico. Pierdo el mío.
'no observar tando en 'dirección interior'
Daniel Seseña ha dicho que…
Me 'alegro' de no ser el único es atacado por las fuerzas tenebrosas del choped. Esas que -como subrayas, Kike- provocan pánico y tapones contra el interior. Y gracias, sobre todo por compartir comentario, compañero.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón