Ir al contenido principal

QUIEN LA HACE LA PAGA... CON MONO

La nueva estrategia de Meridiana Zapico para alejarse de sus males mayores, consiste en contraer convenio por triplicado y elaborar consejos menores bajo cuerda. Últimamente está siendo acosada por las consecuencias de erróneas y nocivas decisiones que tomó no hace mucho; y que conciernen a su entorno más querido. En otras palabras: sus males mayores.

Cansada de probar su propia medicina entendió que no podía continuar así. Debía empezar a jugar en complicidad con otros. Algo harto difíl cuando piensas por antonomasia que todo el mundo es malo; que la gente es hijadeputa de nacimiento; y el hombre es un lobo con piel de cordero e intenciones perversas para el hombre. Harto difícil.

Pero bajo cuerda
y convenios por triplicado la solución está al caer. Pensar dos veces las cosas antes de hacerlas y si no... Asumir rápidamente los efectos. Harto difícil, que no imposible. sudores fríos miserias propias le esperan. El mono de una vida sin reparos va a ser intenso, inquisidor; azotará sus entrañas e investigará sus debilidades. Está dispuesta. Su estrategia en oro le ha costado.

Salud y força al canut!

Comentarios

Juana ha dicho que…
Anímala, merece la pena el cambio, aunque cueste su precio en oro, transforma tu mirada, trasladate de sitio, que ese es muy frio ....
marian ha dicho que…
"El mono de una vida sin reparos"...la costumbre trae consigo hábitos, y los hábitos te transforman, y ciertamente, dejarlos, produce mono.
Le deseo suerte en el cambio y un cambio en su suerte.
Anónimo ha dicho que…
Me gusta el balance hecho y la balanza dibujada. Ese ojo medio despierto, tal vez tratando de enfocar como contrapeso necesario.

isa
Daniel Seseña ha dicho que…
Isa, tu comentario es post aparte. Ese "enfocar como contrapeso necesario", es tuyo y es pura poesía. El dibujo, lo fui trazando mientras pensaba en el mono de Meridiana.

Marian, lo mismo te digo con ese juego de "costumbre y hábitos". Gracias por el regalo semántico.

Y Juana, la animo y espero que con tus sabios tuits también le eches un cable de esos que tú sabes lanzar.

Salud! Por cierto, creo que Casimiro y Meridiana también se cruzaron en alguna calle empedrada y empeñada en juntar historias.
CYBRGHOST ha dicho que…
A veces entre esta jauría humana donde puedes dar la espalda a tan pocos no queda otra que jugar al baile de intereses que establezca alianzas que te hagan parecer seguro y evitar culpas de males menores. Si no acaba pagándolo tu manada, y eso ya son males mayores.

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…