SE TIRA AL VACÍO POR SU CUENTA
El extraño caso de Román Vidilla

Eran las 5 de la mañana cuando Román Vidilla se tiró por la ventana. Ocurría dos días después de que su hijo mayor, Román Vidilla, se arrojara al vacío por su cuenta. Román padre ingresaba cadáver ya en la ambulancia, pero Román hijo no murió; desapareció al entrar en contacto con el vacío. El misterio acabó por empujar al padre a tirarse en busca de una respuesta.

Román Vidilla, hijo, reaparecía dos horas después de la muerte de su padre. Aturdido y lleno de harina inteligente se presentó en el depósito de cadáveres para reconocer el cadáver. El forense, Morado Pena, con parche en el ojo y acta de palo, entendió todo a la primera.

-No es la primera vez que ocurre, ¿sabes?
-Lo sé.
-Qué tal con el vacío
-Estoy lleno. Saturado. ¿Has estado ahí?
-No, me lo han descrito varias veces.
-¿Y sabes por qué mi padre no ha pasado?
-Según me cuentan los expertos, sólo pasan los que antes se han matado a pajas. Y me parece que tu padre estaba demasiado vivo con tres hijos.
-Desde hoy no pienso matarme más...
-Le debes un hijo a tu padre
-Y a mí mismo.
-Sí, pero piensa que el roce con el vacío le deja a uno mermado.
-Bueno, ya lo estaba antes
-Ya, lo que ocurre es que ahora quieres, pero no puedes.
-Lo asumo. Si me tiré al vacío por mi cuenta, ahora tendré que responder... por la mía.

En el entierro estaban todos, menos él. La harina inteligente le volvía invisible. Sólo el forense sabía lo ocurrido; pero ésta y la de la harina son dos largas historias aparte. El camino que le queda a Román hijo es largo, pero tiene tiempo para revivir lo que ha matado de sí mismo. Seguiremos informando.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No tengo palabras. Será "el roce con el vacío" que "le deja a uno mermado".

¡Brillante!
Anónimo ha dicho que…
Este post está lleno, que no vacío, de sorpresas, lo leo a trompicones porque cada vez que cojo carrerilla me choco con alguna frase. Como decía un comentarista el otro día, hay veces que estrujas el lenguaje y resulta que gotea...inteligencia, ingenio y humor, en este caso.
Juana ha dicho que…
Creo que me tiraré al Vacio de releer esta entrada varias veces, eso si por mi cuenta y riesgo.
Mantennos informados.
Anónimo ha dicho que…
Ambos homonimatos (padre e hijo) son ,pese a todo, harina de otro costal, de ahí el diferente comportamiento frente a un ente vacío y lleno de interrogantes.

M.
CYBRGHOST ha dicho que…
Tendré que releerlo esta noche, porque a la primera ni pillé nada de esa harina inteligente.
copifate ha dicho que…
Yo tampoco, pero tengo la sensación de llevar un costal de harina que estoy deseando soltar y si me dan el alto, me lo quedo.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón