Ir al contenido principal

ME ODIO, LUEGO ME ADORO

Por A. Caléndula (anónima)

Llevo un tiempo que no me soporto. Estoy inaguantable. No hago más que jugar al fútbol con mi vida; vamos, que me paso todo el día tirando balones fuera. Me digo: Aquí, en esta portería, no entra ni uno. Los goles, a los demás. No encajo bien las derrotas. Y no te creas que me gusta esta actitud. La odio. Me hace estar tensa, irascible 24 horas. Y lo peor es que la tensión se me concentra en el tobillo derecho; y parte en la mejilla izquierda, donde recibí la última bofetada. El último gol en contra.

Quedo a tomar un café y en el segundo frío a Bernarda (mi mejor amiga) con mis historias. La suya más bien me importa poco. Ambas lo sabemos, pero aceptamos el juego. A ella le compensa por lo que sea y aguanta toda la mierda que le traslado. Después me vuelvo a casa y sigo pensando en lo gilipollas que son los demás, sabiendo que la principal soy yo; la principal gilipollas. Pero no puedo evitarlo. Soy como un móvil con compartimentos para dos tarjetas de dos operadoras distintas. Me gusto con Movistar y me arranco con exabruptos con Orange.

...Eso sí, la batería se agota igual para las dos versiones de mi misma. Ay, qué poco me aguanto. Ay, cuánto me quiero. Si no fuera por mí, no sé quién iba a quererme tanto. Los abrazos son una especie en extinción; y si no obedezco a mis propias patadas al estómago, jamás recibiré uno. Y son necesarios.

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Mirate al espejo y di todo lo que tengas que decir con yoigo... verdad verdadera.
Daniel Seseña ha dicho que…
Eres un poeta, Cybr. Lo digo, sobre todo, por el comentario del post anterior; por ese soneto de "intereconomías" prosaicas.

Salud!
Anónimo ha dicho que…
Siempre puede mandarse un mensaje a si misma tipo S.O.S. para intentar salvarse de su propia hoguera de las vanidades.
M.
isa ha dicho que…
Hoy me fijo en la amiga frita o estrangulada por palabras que sólo van en una dirección. Se me ocurre que quizás aprovecha esos momentos de ruido de fondo para extraer sus propias conclusiones e inspiraciones. Y por suponer un poco más... es probable que luego se vaya a recibir un abrazo, que a ella seguro que se lo dan.
Juana ha dicho que…
Pues lo de los abrazos es que si no los repartes se quedan como atascados y producen "contracturas" en los biceps .... repartámoslos para que no se extingan
¡Abrazos para todos! .... los dolores musculares nunca me agradaron.
Hay pocas cosas que se me diesen tan bien como las integrales, definidas, indefinidas .... da igual, se puede sumar cualquier cosa con ellas, por muy abstracta que parezca.
Estoy hoy "habladora" jeje
Anónimo ha dicho que…
Juana ¿te tomas las integrales así solitas o entreveradas con unas ecuaciones diferenciales de esas bien largitas?
Daniel Seseña ha dicho que…
M, parece mentira que a estas alturas sigamos sin conocer que sigue más allá de la M. En cuanto Caléndula, tiene el SOS anclado a su vanidad, pero no termina de disociarlo. Pero yo creo que es por un complejo complejo.

Isa, aquí no hay ruido de fondo, créeme. En tu post ese ruido sonaba a melodía... Aquí hay miedo, soberbia y tontería; o sea miedo. Gracias por tu argumento!

Juana, se agradece que te extiendas. Será que necesitabas extender los 'músculos'. Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Prometo que en cuanto pierda la pereza para "elegir una identidad",sabrás que hay más allá de la M...

M.
Anónimo ha dicho que…
"Caléndula": Maravilla (II Planta compuesta). Diccionario de la RAE.

Muy bueno, Dani!
CYBRGHOST ha dicho que…
Gracias Dani, momentos de inspiración que me dan de vez en cuando. Pero la inspiración es tuya.

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.