UN RONALDO QUE NACIÓ DE SICA

Vittorio de Sica hablaba con Cristiano Ronaldo. El Ladrón de bicicletas había conseguido recuperar su vida y los pendientes del portugués terminaron en la mesa de los Hastebol. Pero aún no sé cómo ha ocurrido. No es un sueño. Ayer, Casimiro (mi admirado vecino que habla... por su cuenta) aparcó su perenne monólogo para compartir una historia conmigo.

Vittorio de Sica realizó una película que nunca llegó a los cines: Il lago dei cigni. Trataba de un padre que abandona a su hijo en mitad de un campo de naranjas de Regio de Calabria, donde el dueño criaba cisnes silbadores. El niño, llamado Cristiano De Antemano, a golpe de elegancia termina Ronaldo. Me lo cuenta un Casimiro desconocido, un Casimiro sereno con dotes cristianas por ortodoxas.

Casimiro tiene esa lata, la película en su poder, no me dice quién se la dio. Pero no fue De Sica. Me ofrece verla, pero me dice que tiene que ser rápido, en las próximas dos horas, antes de que se olvide de todo y vuelva a 'irse'. Se ha tomado un pastillazo y el efecto es lo que dura. Por supuesto me subo a su casa y vemos la peli.

Está en mal estado y no entiendo el italiano, pero la historia llega como cualquiera de las del director italiano. Lo más impresionante es ver cómo ese niño emerge entre los naranjos para terminar Ronaldo. En un campo de fútbol que venera su nombre primero y termina linchándole después de fallar un penalti justo, el niño aprende a morir sin haber vivido.

Se pasa el efecto y volvemos a la ficción del periodismo. Casimiro habla por su cuenta.

Comentarios

isa ha dicho que…
Es ver el nombre de Casimiro el compartidor de historias y se me abren los ojos de golpe. Y hoy viene con peli entrañable debajo del brazo y pastillazo de por medio. Me encantaría conocerle un día, yo creo que algo me contaría, aunque fuera por su cuenta.
La Zapateta ha dicho que…
Es que no falla.... Llevo sin entrar un mes. Total que entro y ZAS Casimiro....

Yo, de lo que estoy seguro es de que si llega a meter el penalti, aunque fuese injusto, el público le hubiese adorado. Por lo tanto, no hay que tener muy en cuenta que le linchen a uno hasta morir por fallar un penalti, porque la masa es sabia... de pelotas!
Un día fallas, otro día metes (dicho con acento gallego).
Anónimo ha dicho que…
Brillante!
Juana ha dicho que…
Cuando se pasa el efecto se vueleve ¿a la realidad? o ¿a la ficción? .... me quedo pensando .... creo que es el "efecto Casimiro"

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA