Ir al contenido principal

FOLLAR HACIA ADELANTE

Si dejas de follar, terminarás matándote... a pajas. Si dejo de follar, estaré condenado a no hacerlo, o sea, a no salir de mi hoyo. Así es. Y yo que pensaba que esto era coser y... Pues ya ves que no es así; hombre siempre puedes follar por follar, que viene a ser lo mismo que hablar por hablar. Ya, pero eso implicaría a otra mujer y yo quiero follar con la mía. Bueno hijo, es que todo no se puede en esta vida. Lo sé, padre.

Fue la última conversación de Jesús Circense con su padre, Iam. Aquella noche reflexionaron, bebieron y sacaron conclusiones. Aquella noche no fue una noche cualquiera. Sino toda una noche de resurrección. Con el verbo "follar" en la cabeza, Jesús vio la luz; y tras ella a su mujer: Alba Klimt Onó. Pero antes, tenía mucho que tratar con su padre; que no era su padre sino su primo mayor, pero había ejercido como padre... Y en ocasiones como madre.

Al día siguiente Jesús resucitó. Dejó de meterse en el armario con el independentista de Onán y salió para sentarse con Alba y follar de pie con ella. Luego tumbados, sentados, de lado... Por fin estaban 100% compenetrados. Por fin habían bloqueado los resquicios traicioneros de la cama y desbloqueado los conductos de regreso; ya sólo podían seguir adelante. Ya no me mato. Claro, las pajas son para el verano. Lo son. Tomémoslo como accidentes. Bien.

Comentarios

Juana ha dicho que…
"ya sólo podían seguir adelante"
Hay un punto en que lo más placentero, lo más voluptuoso, lo más saludable es seguir hacia adelante, en caso contrario se te colapsa el cuerpo y hasta el alma .... un orgasmo es como un estornurdo, lo mejor es no pararlo, salga por donde salga la "explosión" ....

Y como dice un amigo mio "lo de masturbarse está bien, pero follando se conoce gente" .... pues eso ....
isa ha dicho que…
Aunque encuentro estupendo eso de salir del armario para follar sin bloqueos, no he podido evitar que venga a mi cabeza ese “no todo va a ser follar, también habrá que intentar cruzar Núñez de Balboa”, por ejemplo (y por Krahe).

Y unas risas para “las pajas son para el verano”, por supuesto.
La Zapateta ha dicho que…
La ausencia de sexo provoca a algunos pintores ilustres. La ausencia de luz provoca el toqueteo. La ausencia de rexona no te abandona. Lo contrario de Onan es Nano, que en este momento está folla que te folla en la Malvarosa mientras desde un armario cualquiera le graban en video.
Lo siento. No se me ocurría mejor comentario para este gran relato entre Padre e hijo, el padre se llama Juan y el hijo... ya te lo he dicho.
CYBRGHOST ha dicho que…
Desconcertante e interesante disertación erótica filosófica. ¡Que os/nos Follen a todos! (en el buen sentido).
Mercè Estruç ha dicho que…
¿las pajas para el verano?
las pajas durante todo el año y el follar... TAMBIÉN durante todo el año y... de pie, sentados, en la bañera, en el coche, en la playa, en la cocina,...
¿que os voy a contar que no sepais?
Un abrazo
Silvia MV. ha dicho que…
Amen...

A.M.E.N

[Asociación Modélica d Entretenimiento Nacional]

:-)

:-[ ... ;-I

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…