Ir al contenido principal

HASTA SIEMPRE, COMPAÑERO

Fue su última canasta antes de retirarse para siempre, pero la disfrutó como si fuera: la primera; la segunda; aquella que encestó sin mirar al aro; esa de 3 puntos que le valió el guiño de Raquel; la tercera, la cuarta; su primer mate; el rebote que valió el partido y el torneo del Instituto; la conseguida a un segundo del final; o la que falló y se le echó el mundo encima.

Renato
Masta ha muerto. No tenía ni cuarenta. Una tos, un mosqueo y una mala, muy mala noticia: Lo tienes por todas partes. En pocas semanas se fue sin tiempo para despedirse ni de los amigos, ni de los enemigos, ni mucho menos de todos los demás. Sólo ella, Raquel, aquella que le guiñó el ojo mientras conseguía 3 puntos de gloria, aquella musa con quien acababa de casarse sin estridencias, solo ella le cogió la mano mientras Renato hacía su útimo guiño.

Intento encestar un tiro libre, pero se me va fuera. Lo vuelvo a intentar desde la 'línea de 3'25' y el aro repele mi bola. La dejo en el suelo y me siento sobre ella. Trato de pensar, pero sólo veo a Renato. Esa sonrisa eternamente simpática, esas asistencias altruistas cuando tenía el camino libre hacia la cocina, sin obstáculos... la canasta para él solo. Renato era un tio generoso. Y ahora no está. Abro su perfil en Facebook y pincho en "enviar mensaje". Pienso Él era informártico, igual le llega... Miro a canasta y me voy a casa. Mañana será otro partido.

PD.: Post dedicado a Rubén de Matías Acosta. Un tipo genial (Going Home).



¡Hasta siempre!

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Pues si como parece el bueno de Rubén no va a echar más canastas que nosotros que esté igual de agusto y peleón allá donde vaya. De la canción ni comento, no lo conozco pero con esos gustos tenía que ser un tío grande. Pero el emnor homenaje es seguir saliendo a ganar sus partidos.
master_hash ha dicho que…
Informártico: informático al que todos los problemas que tienes con tu ordenador le dejan frío.

(Sólo para los que se hayan creíodo que se trataba de una errata ;) )
grp ha dicho que…
Con semejante frase es difícil ver esa 'r' nada errática.

Se me ha quedado anudada (la frase, digo) al estómago y aprieta, enreda o qué sé yo que no consigo acabar el comentario. Aún así, igual os llega lo que quiero decir.
Juana ha dicho que…
Nada se pierde del todo .... mñana será otro tuit .... lo que molan son las sonrisas eternas y los altruistas del camino.
Juana ha dicho que…
He tuiteado el link del video ¡que maravilla!
Juan ha dicho que…
Muy curioso como últimamente encajan las piezas. Antes de leer esto yo he entrado hoy por primera vez en el perfil de Ruben y también me han entrado ganas de escribirle algo, pero igualmente he pensado: a buenas horas!! quien iba a leer mi mensaje?? así que finalmente he preferido pedirle a él que interceda por nosotros allí donde esté, y ya que tengo la oportunidad, dejaros el mensaje a vosotros. Un abrazo. Juan
Anónimo ha dicho que…
Tu marcha, Ruben, ha helado el alma en el verano de Barco de Avila. Tu te has ido pero una nueva estrella iluminara nuestras noches.
Anónimo ha dicho que…
Yo no puedo comentar nada porque solo tengo lagrimas y lagrimas en los ojos, yo solo quiero llorar....

Un fuerte abrazo Ruben, alli donde estes iluminaras todo.....como siempre haces.
Anónimo ha dicho que…
Rubén ha marcado un antes y un despues en los corazones de todos aquellos que tuvimos la gran suerte de que se nos cruzara en el camino.
Gracias Señor por habernos permitido conocerte a través de el.
Apenas quince horas antes de su partida estuve apretándole la mano, rezando con él, dándole los últimos besos de despedida... Era jueves 15 de julio. El martes, aún despierto, me había dicho adiós con una mirada de alegría que jamás podré olvidar. Me sobrecogió, de modo que le dije: "¡Anda, Rubén, que te dejamos con la mirada iluminada!"; entonces él me pidió que le diese un beso, y me dio las gracias. Hoy sé que eso no es todo, y que tengo unas enormes ganas de reencontrarme con él.
Anónimo ha dicho que…
Alli donde estes se tan feliz y deja una huella tan grande y honda como lo has hecho junto a nosotros te hecho de menos.Alguien que anunque lejos te quiere te ha querido y te querra .
Anónimo ha dicho que…
La noticia que 24 horas dió en telediarios, la primera con la que abre ese dia 16 de julio, está totalemnte desfasada en el mundo actual.
No se concibe que la muerte de "empleado" anónimo, intrascendente, discreto, humilde sea noticia,y menos para resaltar unas virtudes que en el mundo del trabajo estan en desuso. BUEN COMPAÑERO, SER DE LUZ...
Es como un sin sentido, y ¿Qué le importa a la audiencia esto? A una audiencia acostumbrada a ecos de otro tipò.
Que tenía Ruben para que en el mundo del trabajo, ácido, lleno de
aristas, empujones, codazos,
pueda no haber creado ni una arista entre sus compañeros.??
Por favor quiero saberlo...
¿Como era Ruben, para que RTVE le dedique mas de un minuto en el inicio de su telediarío?
Indudablemente un "tipo raro" por lo de escaso.
Y ¿porque si era un tipò de los que escasean, tiene que morirse a los 38 años?
Que alguien me lo explique. Por favor.
Anónimo ha dicho que…
Ya han pasado 8 meses desde tu marcha,y cada dia se me hace más difícil.Que alguien me explique por qué Ruben se ha ido que no lo entiendo.

Entradas populares de este blog

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

El recorte tendido

Cuando Carlos se levantó todo estaba en su sitio, menos él, que se sentía de vuelta y media. Echó de menos el recorte de periódico que la noche anterior había tendido en la cuerda de las historias pendientes; junto a la ropa que no usa pero lava. Con el ritual del desayuno tuvo que combinar tostadas con hipótesis. La primera consistía en cuestionar la existencia del recorte, ¿habría sido parte de un sueño? La segunda, en desestimar la primera duda, ya que recordó que había escrito una nota en su móvil que aludía a la historia recortada. Tercera, pensó que se había levantado de madrugada y en un acto surrealista se la había ocultado a sí mismo. Y en la cuarta se preguntaba, si se lo había ocultado, ¿por qué lo había hecho?

Concluido el ritual y el desayuno, la respuesta llegó de forma natural. Sentado en el inodoro observó la posible escena delante de él. Se veía a sí mismo levantado de madrugada. Leía la historia del recorte entre la consciencia y el sueño. Su cara reflejaba dolor, rab…