ODISEA SUBTERRÁNEA

Mañana nos vemos, no te olvides de elegir tu destino, le dice a la despedida un tipo a una tipa en el metro, mientras se cierra la puerta del vagón entre los dos. Él se baja en la estación y ella sigue su camino; tal vez su destino, no lo sé. Pero la frase retumba en mi cabeza como un gong 'desafinado' y golpeado con muy mala hostia.

Salgo de la estación, alejándome de mi destino, y entro en el DRAE (¡qué gran refugio!). Me encuentro con un mundo de significados (obvios, sobre los que no suelo reparar hasta escuchar despedidas como la de hace un momento) tan alejados entre ellos como auténticos primos hermanos. Circunstancia favorable, encadenamiento fatal y necesario, empleo o meta, punto de llegada, etc. Salgo con tantas ganas de expectorar objetivos que termino por hacerlo.

Necesito andar un rato sin ellos, sin los objetivos. Así que avanzo y empiezo pronto a recargar fines del tipo 'en sí mismo', sin medios que valgan. Un hado por aquí, una decisión final -que no fatal- por allá y emplazamientos y circunstancias a mogollón.

Es imposible vaciarse y quedarse vacío. Al menos para mí. Pero qué bueno es vaciarse de vez en cuando. Estoy preparado para la odisea, y cómo no para adoptar, desde mejor posición, una postura más cómoda, un significado consecuente. Me despido y elijo destino: Por ahí que voy.

Comentarios

grp ha dicho que…
Me has recordado a ciertas noches de insomnio, en las que empeñados en determinadas posturas se nos olvida que adoptar otra posición (puede que algo dolorosa, el cuerpo acostumbrado ya a esa rigidez),puede permitirnos cerrar los ojos para volver a soñar de nuevo.

Precioso post lleno de significados nada vacíos.
Daniel Seseña ha dicho que…
grp, ¡Las horas nocturnas, esas malditas y siempre benditas horas nocturnas! A esas horas, alcanzar una posición... en posción de adoptar postura es una odisea. Pero siempre amanece, que no es poco.
Juana ha dicho que…
"Es imposible vaciarse y quedarse vacío."
Me ha dejado pensando, y si me vacío .... ¿queda algo?

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA