Ir al contenido principal

ADVERSO, DE PELO EN HECHO

De un marcado tono gris y actitud desafiante, de pelo en hecho y poco dado a las palabras, de Madre Tarragona y padre Herrero, Jaime Adverso se dispone a pasar un día más de su vida. Pero en este caso, en este día, ha cambiado el chándal por un peto mudo. No habla para decir y asegurar que hoy prefiere callar; más bien observar e incluso no filtrar para oler las conversaciones de su alrededor.

Adverso es un tipo desconocido por el resto de personajes en mi 'vecindario'. Casi no se deja ver, sólo sentir cuando desafía con su actitud. No sé qué sucederá a lo largo del día cuando no use su instrumental para interpretar lo que le viene o lo que deja de venir. Es una incógnita, francamente.

Por lo poco que le conozco (gracias a un par de cruces de ideas mientras escribo sobre otros personajes), intuyo que terminará por poner su cara en un punching rojo y acabará a hostias hasta que no pueda más. Pero es mucho especular...

Mientras trato de imaginar lo que ocurrirá, se me cruza alguien más y me dice: Ojito, que Adverso es inasequible al desaliento*... Ojito, que la última decisión que tomó le llevó a ser como es. Antes era de más palabras y apenas frotaba los hechos contra el pecho. ¡Ojito!

En fin, esperemos a ver cómo le va... Macere, reflexione o se hostie con su propia cara, el caso es que Jaime Adverso, de un marcado tono gris y actitud desafiante, de pelo en hecho y poco dado a las palabras, de Madre Tarragona y padre Herrero, merece otro post ¿Que no?

*
Composición de mi compañera de Miradas2, Mercedes Yoyoba.

CONTINÚA EN: Adverso, de pelo... propicio

Comentarios

isa ha dicho que…
Antes de llegar al final ya estaba yo pensando dónde se habría comprado ese peto mudo, cuales son esos instrumentos para interpretar lo que viene o qué ocurre cuando Adverso se frota los hechos contra el pecho..

Así que concluyo diciendo que como comentarista habitual y no menos curiosa, Adverso merece otro post y yo me merezco (¿que no?) que haya otro post sobre él :))
Juana ha dicho que…
La última decisión ha sido, con total seguridad, la mejor decisión si le hace inasequible al desaliento.
Esperamos la próxima entraga de un Adverso alentador ....
CYBRGHOST ha dicho que…
Los tipos grises no se porque, tienden a ser desafiantes. Y hay silencios que dicen mucho
(opinión peregrina de alguien sin ni idea)
La Zapateta ha dicho que…
Su apellido ya marca como quedará su cara cuando sea golpeada por su propio puño. Jaime es lo que se dice un poeta y si no ojito ad verso del próximo post.

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.