LA TERCERA POSICIÓN

Hoy va escuchar su nombre más que se costumbre. Fernando Alonso Sinfrenno vive en una breve aldea de pocas palabras adjuntas. No es nadie, como todos, pero él aún lo es menos por su condición de experto en ocupar terceros planos. Su profesionalidad en este arte de la invisibilidad lo hace visible y cotiza al alza por la zona. Y hoy sabe que su nombre está, a pesar de él, en primer plano.

Cuando ve a Fernando Alonso (Fórmula 1) peleando por la primera línea mundial, y cobrando 100 (o más) veces lo que él por trabajar las últimas posiciones, acelera en sus reflexiones. Por ejemplo, no se plantea que debería ganar más, ni vivir mejor, puesto que vive muy bien sin grandes necesidades. Lo que se cuestiona es por qué los que le contratan para aprender a desaparecer quieren, paradójicamente, estar presentes.

Su trabajo no consiste en preguntar, sólo en apercibir el escenario para enseñar a pasar desapercibidos a sus clientes. Su talento no lo heredó, lo adquirió a base de apartarse de la presencia. Seguramente, cuando termine la carrera de Abu Dabi encuentre un nuevo postulado desde otra posición.

Comentarios

grp ha dicho que…
"vive en una breve aldea de pocas palabras adjuntas. No es nadie, como todos"

A mi no deja de asombrarme el arte de hacer visible lo invisible, de captar lo etéreo para materializarlo con palabras aquí en PF.

Yo no sé lo que se gana con este trabajo, pero desde luego sí sé lo que vale.
Juana ha dicho que…
Es curioso, pero te puedes hacer invisible y sin embargo .... estar presente .... paradojas y más paradojas ....
A veces estos relatos tuyos me dejan "identificada" .... extraña sensación.
Anónimo ha dicho que…
El pueblo saharaui sufre las matanzas del ejercito marroquí y aquí nadie hace nada,ni españa ni la union europea ni naciones unidas,uno puede buscar la felicidad individual o de su entorno pero si la colectiva es esta...
Josakos dijo.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA