Ir al contenido principal

LAPIDANDO... DE REBOTE

Es un tirador de piedras profesional. Tarug Magrú ha recibido una oferta de un país de Irán para lanzar la primera roca a una chica, dice el telegrama, muy peligrosa que debe ser fulminada a pedradas discretamente, por criminal y adúltera. Nunca ha hecho de verdugo, lo suyo es elegir piezas lisas y hacerlas rebotar por el agua... La distancia es su objetivo.

Pero esta oferta tan original, le ha hecho pensar que ha lanzado demasiadas piedras escondiendo la mano. La cantidad de dinero que cobraría asciende a un millón de euros y un viaje a Torrevieja, Alicante. Ni se lo piensa, se mira las manos, las enseña bien ante su mirada y pone la mente en blanco. Sale al campo, se sienta frente al Lago Reflejo y empieza a tirar piñones... Eso le relaja.

Después, tras reflexionar, acepta el trato. Viaja hasta Irán y ve la foto de la mujer en cuestión, es una tal Sakineh Mohammadi Ashtiani. Se sienta delante del autor de la oferta, estrechan sus manos y comienza la cuenta atrás. Ya en el escenario se dispone a tirar. El público le mira, las autoridades se frotan las manos (Es el mejor, le dice orgulloso el contratante al presidente).

Toma carrerilla, saca la mano, esconde la piedra, agarra a Sakineh y se la lleva... Tan rápido como sus mejores piedras lisas, se escapan rebotando por las arenas del desierto y las olas del Golfo Pérsico. Esta tarde se pasarán por el Lago Reflejo para aprender nuevas técnicas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Precioso post este en el que se lanza la mano y se esconde la piedra.

Ojalá hoy valiera eso de 'la historia es verdadera, ya que me la he inventado yo'
La Zapateta ha dicho que…
De acuerdo con el anónimo anterior. Es un precioso cuento, heróico y valiente. Inshala se hará realidad.
Juana ha dicho que…
Pues si, ojalá y dejase de ser un cuento y se convirtiese en una realidad cotidiana .... ojalá y muchos fuesen capaces de sentarse frente a "Lago Reflejo" y soportar la visión que les devuelve ....
aniki ha dicho que…
Un relato muy bien llevado. Me estremece.

Besosss.
CYBRGHOST ha dicho que…
Hay que plantar cara y hacer lo que se debe.
Una de tus obras maestras.
(opinión peregrina de alguien sin ni idea)

Entradas populares de este blog

Un cruce figurado

Bloqueado, sin respuestas ni preguntas, con vista cansada y voz sin fuerza, como un fundido a negro (como se diría en modo audiovisual) y sin opción de empezar de cero en otra pantalla. Más o menos es el atuendo emocional con el que esa mañana se levantó Alexander. Y eso que el día anterior había sido de esos que enriquecen y dejan recursos para una larga temporada. Por ejemplo había vendido su última novela (El crimen y la gestión aparte) a su editora; la película de North, su mujer, titulada Sabias con más de un tema, estaba triunfando entre crítica y taquilla; la gotera del salón se había convertido en agua pasada; y por fin había llegado la lámpara alemana de los años 30 que compró a una "retroanticuaria" virtual. Pero la mente manda, con sus normas y tiempos.

North había salido temprano a una rueda de prensa y él tenía que terminar un artículo sobre ironía de la vida. Así que asumido el bloqueo bajó al Nitty a desayunar. En el fondo de un charco se encontró …

Salidas emergentes, manos que pintaron

Madrid, agosto, primero. Metro poco vacío. Algunos/as quedamos entre líneas, ‘peatoneando’ entre contenidos y olas de calor. Y en medio, esa crónica que asoma cuando otras son arrancadas de su espacio. Los pasillos narran de cuajo. Palabras, avisos y sentidos se unen en direcciones contrapuestas para mostrarse a un público que mira de reojo...
...O en contraplanos que son poco dados a la exhibición explícita, porque prefieren las historias bajo relieve visto. Unas manos que escenifican un gesto, una actitud de relajación tensa. Es lo único que queda de un contexto que pasó a mejor brida; atado a la superposición de tramas, ideas y decisiones.  Una sonrisa de salida que no permite encontrar la entrada.

Y quienes miramos sentimos un calor frío que recorre el objetivo de la cámara antes disparar. Luego llega la captura, la descarga de resultados y emociones en bandeja de salida. Y al final del recorrido, intentamos reconciliarnos con la lógica caótica de fotografiar con un teléfono que…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.