martes, agosto 31, 2010

HETERODOXO OCTOGENARIO FLECHA

El viejo Paco sale sosegado a la calle con sus dos mastines: Pío y Losi. Sosegado porque han bajado las temperaturas; y Pío y Losi por rendir culto a sus fabuladores favoritos. Ambos visten con arnés rojigualdo y él, el viejo Paco, con el atuendo de un Flecha (familiarmente falangista)... poco habitual. Es su costumbre pasear por el barrio, comprar pan de maíz y sentarse en el banco con sus dos criaturas para cantarles la canción del flecha:

¡En pie, flechas de España!
Falange es victoriosa.
Dame el fusil pequeño,
que suena ya una clara voz:

Para que yo creciera
sobre una Patria hermosa,
mis hermanos mayores
cayeron cara al sol.

Un día dejaremos
los viejos camaradas;
escuelas y talleres
e iremos todos a formar
en un soto florido,
al pie de las espadas
porque la Patria joven
ha amanecido ya.

Los canes aúllan en los silencios y ladran al final del ruido. Después, el viejo Paco les premia con una galleta. Sosegado y realizado, el viejo Paco vuelve a su casa, que cariñosamente llama madriguera. Con los últimos rayos de sol enseña a sus mascotas a jugar al Backgammon en las escaleras de la iglesia Ortodoxa.

Y ya por la noche llega la jornada de lectura sin cena. Ahora está revisando uno de sus libros favoritos: Así quiero ser. Es el viejo Paco, un tipo que forma parte del paisaje urbanístico de mi barrio, y es homosexual. Fede, su ex, fue quien le enseñó a jugar al Backgammon; murió hace dos años. Y ahora el viejo Paco sigue tratando de superar su muerte e intentando ser un flecha octogenario heterodoxo ejemplar. Es el viejo Paco.

lunes, agosto 30, 2010

LOS YONQUIS DE LA CALLE DE DETRÁS

Me escribe en formato SMS un vecino, Damián De Solé, y me cuenta que dos yonquis llevan dos días aparcados en la calle 'de detrás'... Apenas salen de su coche, un Seat Imposible GT de 1985. Y cuando lo hacen es para mear fuera del tiesto y gritar: ¡Campeones, campeones, oe oe oe! Después, vuelven al vehículo a fumar chinos (puritos plateados de heroína, vamos).

Al resto del vecindario no parece importarle mucho este fenómeno. De hecho, Doña Restaura, la del bajo D del 6, de vez en cuando les lleva algo de alpiste, el que no quieren sus canarios (que últimamente sólo comen añojo). Por su parte, Fermín Torisco, se acerca para hablarles de lo mal que está todo, también de sus días de carlista y tuno, y cierra el paseo con un: ¡Con cuidado, amigos! Y así uno tras otro, hasta 10 contando a Quintanillo, van acompañando a los yonquis.

Pero De Solé está preocupado. No ya por los yonquis, a los que ve muy a gusto en su dimensión. Teme que la calle se convierta en un nido de vecinos con ganas de contar. En una miserable riada catártica de expatriados de sus casas. Y teme que a él le pase lo mismo porque cada vez se siente más ajeno a sí mismo.

sábado, agosto 28, 2010

ATLETI, ESE SUPERLATIVO

Desde que dejé la Súper y me pasé al Diésel, desde que Supermán pasó de la II entrega, o desde que hice la compra el viernes en el Súper... no reflexionaba sobre la palabra. Sin embargo, anoche pensé en ella. ¿Por qué? Porque el Atleti es el Supercampeón de Europa. No estoy acostumbrado. Decía Agüero: "Ahora sí podemos decir que somos campeones de Europa". Pues, hombre, no sé si tanto...


...Pero sí podemos decir que somos Supercampeones. Y éste es el Atleti señores, un equipo que pasa de ser el perenne pupas a convertirse en superlativo de sí mismo, y todo por un partido genial o por un encuentro desastroso. ¿Y quién no tiene desencuentros?

viernes, agosto 27, 2010

LA CHATA CONTESTA

Después de escuchar unas 102 veces la canción 20 de abril de Celtas Cortos, sin querer y por cortesía de las radiofórmulas que pasan una y otra vez los mismos temas musicales, se me ha ocurrido algo. Veinte años después, "la chata" contesta, desesperada y saturada, a la carta del músico que no quiere cambiar y sí desordenar su conciencia.

20 de abril del 90
hola chata, ¿cómo estás?
Bien, hasta arriba de curro

¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal
La verdad, no. ¿Cuántas cartitas llevas ya?

Pues es que estaba aquí solo
me había puesto a recordar
me entro la melancolía
y te tenia que hablar
Como siempre...

¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
Las risas que nos hacíamos antes todos juntos
Te reías tú solo, chato. Estabas tan fumao que no te dabas cuenta

Hoy no queda casi nadie de los de antes
y los que hay han cambiado,
han cambiado, ¡Sí!
Pues lo normal. Nos vamos a pasar 20 años en la cabaña escuchando tus canciones, ¡no te digo! ¡Y encima sin cambiar! ¿Y tú eras el progre?

Pero bueno, ¿tú que tal? di
lo mismo hasta tienes críos
¿Qué tal te va con el tío ese?
espero sea divertido
¿Te interesa mi vida, de verdad? El tío ese es mi marido y tenemos una hija preciosa. Ya ves, somos gente convencional

Yo la verdad, como siempre
Ya me extrañaba. Qué rápido se acaban las preguntas. Tú lo has dicho, "Como siempre". Eres muy cansino.

Sigo currando en lo mismo
A ver* estudiado... Tantas citas de autores, tantas palabras y al final...

la música no me cansa
pero me encuentro vacío
Deberías hacértelo mirar.

Bueno pues ya me despido
Menos mal

Si te mola me contestas,
espero que mis palabras,
desordenen tu conciencia.
Lo llevas claro...

Pues nada chica, lo dicho
hasta pronto si nos vemos
yo sigo con mis canciones
Eso, eso...

Y tú sigue con tus sueños.
Ahí vamos. Hala, a cascarla

Y para finalizar, dejar claro que no hay animadversión ninguna por mi parte. Al contrario. Guardo un gran respeto a la banda. Y esta canción, en concreto, me gustaba mucho... Como a tantos. Pero cambié y me emancipé de mi vida en tiempos del Turmo. Y para colmo... llegó Kiss FM. Salud!



*Aunque de un modo bastante soterrado, ella, 'La Chata', quiere jugar con el verbo Ver (por todo lo visionario que creía ser su amigo el de las cartas) para darle una tregua a todo el Haber que pesa sobre él; y que es, precisamente, a lo que ella se refiere cuando le recomienda que se lo mire. ¡Gracias Rosa!

jueves, agosto 26, 2010

Llorar sin motivo ¿Es buscar?

Me sorprende la cantidad de gente que busca en Google el siguiente "argumento": Ganas de llorar sin motivo. Hace tiempo cayó un usuario en este blog por casualidad mientras buscaba respuestas a su planteamiento; y desde entonces, desde que mencioné y etiqueté el asunto en el post titulado Buscar es negar, llegan muchos más. Y me pregunto: ¿Cómo es posible que haya tanto llanto por ahí suelto sin motivo aparente?

No sé qué me sorprende más, si el hecho de que se llore tanto a moco tendido porque sí; o que la gente busque en internet sus motivos. Recuerdo cuando lloré en Kramer contra Kramer... pero no cuenta, tenía 7 años, argumentos de sobra y una peli bestial delante en el Betamax C30 familiar. ¿Por qué se llora sin motivo? Seguramente, motivos hay para dar y tomar, pero a ver quién es el guapo que los encuentra.

Ayer me dice un chalado del barrio con acento del Este: Cuidado, hay psiquiatras por todas partes, agáchate... Mietras se pegaba un trago de Vodka José Cuervo, con el esófago abierto de par en par. No me lo decía a mí personalmente, sino a la sombra que encarné en ese momento dentro de su universo. Después se puso a llorar. Y en la otra acera, un señor repeinado y un polo verde pistacho Ralph Lauren (el caballo se veía a la legua), no paraba de llorar de la misma forma.

Igual haría falta un buscador exclusivo para motivos de llanto. Quién sabe lo que saldría de ahí...
-----
*La imagen viene del blog Sildelsur.

miércoles, agosto 25, 2010

VIGILADOS

No ha pasado ni un minuto y ya está ahí, vigilando cada movimiento del motorista maldito. Todos tienen puestos los ojos en él; en el motorista. Pero nadie le vigila a él; al vigilante. Al motorista le atribuyen tantas maldades como años de cárcel en su oscuro pasado...

...A saber: una pintada (muy infantil) que no sale ni con lejía, de un pene con sus testículos y al final del miembro una frase que dice "De aquí no salgo ni en pintura"; ruedas de coche que aparecen más infladas de lo normal; libros sin tapas abandonados por las aceras; imbornales adornados con flores del Nepal; manchas con mensaje; palillos chinos con algodón sin sentido...

Al vigilante todos le respetan porque es simpático y persuasivo. Además, dicen, protege a los vecinos del malvado que huele a gasolina. En el bar suele contar chistes y meterse a la vez la mano en el bolsillo para forzar con su muñón (no tiene dedos) el ruído de monedas acumuladas; un tic seguramente heredado de su padre. Chasquea la lengua y relame su mondadientes de madera. Los demás ríen su guión.

El motorista no sabe parar. Se pasa todo el día yendo -nunca viniendo- con su Harley. Sólo para 'ante' los semáforos. Pero no hace nada más. Sencillamente, insisto, no para. No enseña su rostro. Ni sus cartas. Y a pesar de todo, se le culpa popularmente de todos los males del barrio... Y eso que no vigila.

No han pasado ni cinco minutos y el vigilante chasquea la lengua con el palillo entre los dientes, mientras no quita ojo al motorista. Esto no ha hecho más que empezar.

martes, agosto 24, 2010

MISTERIO ENTRE MUROS

Estaba a punto de suicidarse cuando, transformado en cara de Bélmez, se le apareció en mitad de la pared su amigo Sastrillo. ¡Joder, Tono, qué haces! Le gritó. Y Tono del susto soltó el cuchillo con el que se iba a practicar un harakiri doméstico.

Estuvieron charlando un buen rato. Sastrillo detectó una alteración en la Fuerza desde su Tokio natal, y a través de una tecnología que ha inventado recientemente, pudo acudir, cual holograma de cal, en ayuda de su desesperado amigo Tono.

Tono lleva 3 años sufriendo una humedad en la pared de su piso que no desaparece, y cuando lo hace, reaparece en otro muro. Lo ha probado todo: Exorcistas, fontaneros, zahoríes, kioskeros en paro, chapucillas rumanoides, intelectuales sin gente con la que hablar, albañiles, gaiteros, ilusos, personajes que sólo piensa en competir... y nada. Nadie ha dado con la fuente de la desdicha.

Pero Sastrillo y su visión global de todo, ha dado con la solución. Deja la humedad y gira la cámara de vídeo nocturna hacia ti. Le dijo en tono dogmático. Tono, obediente, captó la metáfora y compró una cámara con la que empezó a grabarse a sí mismo mientras dormía; ignorando la humedad exterior de la pared interior.

Tras unas cuantas grabaciones, siguiendo las instrucciones de Sastrillo, decidió ver los vídeos. En el resultado encontró el origen del problema y la solución. ¡Por fin! La sorpresa fue mayúscula: resulta que algo le hace llorar desconsoladamente cada noche. Las lágrimas, como un torrente inacabable, se van filtrando por las paredes... Y así durante 3 años.

De momento ha decidido, como medida cautelar, reconducir sus lágrimas nocturnas. Después, me cuenta Sastrillo, se va a hacer mirar el otro origen, el de su llanto sonámbulo.

lunes, agosto 23, 2010

VACACIONES SUBMARIANAS

Deoído está convencido de que puede cambiar sus finanzas por la pesca submariana. Y cree tanto en ello que se ha hecho con una vieja barca que suena a volcán: Lava I. Se la ha comprado a Federico 'el tejón', un profesional de las lamentaciones de Pesquisa; un lugar perdido del Sur.

Pascual salió de Madrid, como tantos indígenas de ciudad, para romper con no sé qué... Y por casualidad estacionó en Pesquisa. Paró en un bar de carretera, se tomó una Mirinda sin gas como excusa para pasar al baño. Y ahí se encontró con una virgen; 'la de la carrtera secundaria', la llaman.

Con la mirada y él ya sin la Mirinda, ésta le dio a entender que debía quedarse en Pesquisa. Con los ojos como platos salió Deoído del bar, arrancó el coche y se alojó en el primer hostal que pilló.

Pasaron los días. Se dedicó a bucear. Su vieja afición. Y fue en una cueva, tras disparar sin éxito a una Dorada, cuando volvió a recuperar la visión mariana del asunto. En este caso y bajo el agua ella sí le habló: Debes aprender a coger aire y tragártelo; aprende a guardarte las cosas, deja ya de hablar de más. Calla y otorga, que aquí tienes tu 'dorada'.

Salió de la cueva, emergió, se doró la espalda con el sol de Pesquisa y decidió cambiar de vida. Así que aquí tenemos a un indígena de ciudad que no va a volver de vacaciones. Se queda en el sur, en Pesquisa.

lunes, agosto 09, 2010

NO VUELVAS, NO ESTÁ

En lugar de su bar, seguía el mismo bar; mejor dicho un restaurante, el mismo que miraba hacia el puerto y su horizonte mitad azul, mitad rojo... Y gris marengo en días poco fértiles. Un lugar mágico en el que me enamoré, un poco más, de esa musa que compartió vino conmigo durante aquel anochecer de agosto. Y ahí seguía...

La musa y yo entramos seguros de revivir las mismas sensaciones. Pero algo había cambiado y no éramos nosotros (salvo lo normal). Que va...

En lugar de aceite de oliva se levantaba un frasco de amor por el girasol; en lugar de aquellas maravillosas sardinas de hoy, nos dedicaron la pesca del ayer (vamos, que estaban más secas que la mojama); en lugar de vino blanco con cubilete de hielo, blanco caliente sin iceberg que lo hidratase; y como colofón, de fondo, de pronto arrancan los mejores temas de Georgie Dann!!

Así que con crisis o sin ella; con mala hostia (por parte del dueño de aquel restaurante en lugar privilegiado del Cantábrico, quien lejos de reprimir al 'pincha' que seleccionó los grandes éxitos, se puso a bailar); con cambios o sin ellos; con alzamiento de 'quienes' o sin ellos; por amor o por fervor; o simplemente por nostalgia... como llora Sabina en Peces de ciudad: En Comala comprendí que allí donde has sido feliz no debieras tratar de volver.