AGUA Y LÍMITES

No se sabe cómo pudo ocurrir, pero ocurrió: se inundaron todas las casas menos la suya, y eso que ella, Romina Gel, vive en un sótano. ¿Cómo pudo ser? Nadie lo sabe. El río se desbordó e invadió toda vivienda cercana a la orilla, excepto el sótano de Romina Gel. Dicen las malas lenguas que hizo un pacto con el Retablo; así es como se conoce al diablillo del Alcalde Alonso Apiés Juntillas.

Al edil se le atribuyen fechorías varias. Tantas como milagros malignos y benignos. Pero Romina, que no entra en el perverso juego de las malas lenguas, ni afirma ni desmiente, sencillamente calla y limpia el lodo invasor de sus vecinos y cede su sótano para los más afectados. El agua llegó hasta el piso 4º. E incluso, el sótano B (contiguo a la A de Romina) acabó bajo barro. Un misterio.

La clave, dicen los investigadores del asunto, está en que Romina no sabe cerrar puertas. Todas las puertas de su vida siempre han permanecido abiertas, de ahí que siga en un sótano lleno de sombra y creyendo ser feliz con lo que ve. El agua pasa de largo gracias a tanto resquicio y de paso entra y colapsa los pisos de aquellos que sí ponen límites. ¡Con lo que me costó llegar a la conclusión de que no soy un gran médico, sino un buen médico... Así me agradecen el trabajo! Se queja Juárez Mezquita, el del 2ºB.

Hoy se ha visto a Apiés Juntillas con botas katiuskas regañando a las aguas bravas del río. Un tipo cerrado abriendo el diálogo con la corriente. Mi teoría es que Romina y Alonso Apiés son la misma persona. ¿Qué opinas?

Comentarios

Juana ha dicho que…
Es un caso complejo de cuerpo multiple y personalidad dialogante en aguas turbulentas, por tanto, sin duda, son el mismo "ser" , por eso el agua no sabe si entrar o salir, si subir o bajar, si .... ante tanta duda uno se paraliza y sigue su camino sin chocarse.
Daniel Seseña ha dicho que…
El problema no está tanto en el agua... que al fin y al cabo es un elemento 'veleta' sin el cual palmamos, sino en el poco valor que se le atribuye al hecho de poner límites en la vida; a bajarse de los tronos del ego; a saber cerrar puertas...

Gracias por comentar, Juana
grp ha dicho que…
Pues yo he abierto la puerta de PF y me he calado hasta los huesos con sus palabras. Será porque llevaba tiempo pensando que había que cambiar algunas puertas que no acababan de encajar ni a hostias.

Eso sí, para rebajar un poco la intensidad, me he descojonado con ese "pacto con el Retablo".

Y en cuanto a tu pregunta... yo opino que no, pero habrá que fijarse en si Romina lleva katiuskas.
Daniel Seseña ha dicho que…
Gracias GRP... Es que se nota mucho cuando entras. Y claro, pasa lo que pasa. El calado es extensible, como el retablo ¡maldito diablillo! En efecto, las katiuskas son esencia y parte del asunto.
CYBRGHOST ha dicho que…
No tengo nada interesante ni ingenioso que comentar como se merece, pero quiero dejar constancia que me parece uno de tus post geniales.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón