INTENCIÓN DE BOTOX

Siempre tieso, siempre sieso, nunca sonriente por miedo a arrugarse. Siempre fiel a la superficie, al linaje de nada y a la apariencia de todo. Políticamente correcto y expresamente derecho es un fiel candidato a arrasar en su peldaño. Supera de lejos a su rival, sobre todo en intención de botox. Lo dicen las encuestas. Como suena. El entrecejo no aguanta más... está desgastado y él, a cambio de ganar su elección vital, ha prometido almidón a sus esclavizados músculos.

¡Toma ya! Entonado y gesticulado a lo Hugo Sánchez después de marcar un gol, se dedica frente al espejo, levantando la copa de vino blanco, para después guiñarse un ojo por lo bien "que lo hemos hecho". Siempre seguro, siempre maestro, nunca alumno, siempre subido, nunca en el suelo. En ocasiones estructurado, pero poco establecido. Siempre decidido, jamás dubitativo. Y ahora más que nunca... Arrasando en intención de botox. Es el presidente, que sin serlo, latente está. Y nadie más se gusta más; ni menos. Es Ríos Doquier un fulano con dotes...

Comentarios

conlasgafaspuestas ha dicho que…
JAJAJAJAJAJA, intención de botox!!!. Ay qué bueno, qué risa!.

Ese primer párrafo es genial.
¿No lo veis?. Yo, con y sin gafas.
Daniel Seseña ha dicho que…
Gracias, Conlasgafaspuestas. Es Ríos Doquier, "el que juega con los límites de lo inamovible".

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA