LA PERCHA QUE LES PARIÓ

Sintieron la necesidad de dejar de ser unos colgados. Ella les había sacado del almacén tarde, y por tanto, ya les había sacado antes de quizio. La foto retrata lo que queda de ellos. Y en la calle, en alguna calle, van juntos -seguramente corriendo- un grupo de personajes sin percha... ni cartón. Indocumentados, emancipados, dispersos, necesitados de quedarse sin aliento antes de pensar qué ser si no se está colgado.

Son un grupo de personajes nuevos, con el sentido de la gravedad recién estrenado. Ella, Verónica Supadresan, les había sacado el máximo rendimiento, pero nunca se rindió... Y eso pasa factura; las consecuencias de verse abandonada por los personajes que diseñó, parió y dejó secar en exceso. No es un drama que esté sola; sabe recomponerse y reinventarse. No, no hay drama, y sí una trama llena de pliegues, surcos, espacios y requicios con distintos sabores y tonalidades por descubrir. El problema es que ellos, sus criaturas, están descontroladas y carecen de referencias reales en las que apoyarse para aprender a autodefinirse sin cuelgues.

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Cuando vi la foto en el tweet en seguida pensé que era muy "periodismo-ficción" y veo que no me equivoqué. Y me huelo que esta fuga traerá muchas cónicas-ficción.
Anónimo ha dicho que…
Lo que decía un día que no sé si escuchó alto y claro como con el whisper XL... En los últimos tiempos los finales PF son redondos como el sombrero que me quito ante esa última frase (porque yo como Sabina llevo bombín :)).
Daniel Seseña ha dicho que…
Anónimo, agradezco tu seguimiento y si mis últimos posts son redondos, tu comentario le pone la ginda. Gracias por tu motivación.
Anónimo ha dicho que…
periodismoafición, ya sabes

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA