DIÁLOGO ENTRE CANDIDATOS A NADA

En lo personal no tengo nada que decir, pero sí puedo añadir sin palabras que eres un gilipollas. Bueno, pero me lo estás diciendo. Eso es lo que tú te crees. No, no, lo he oído. Has creído oírlo, pero de mi boca no ha salido nada; es más... He sellado mis labios. ¿Y cómo sé que piensas que soy un gilipollas? Porque tú mismo sabes que lo eres. Tú sí que eres gilipollas. ¿Ves la diferencia? Ahora has sido tú quien me lo ha dicho a mí. Claro, porque no me importa decírtelo.

Se trata de un diálogo escuchado por un anónimo en alguna parte entre dos candidatos a nada, que intentan presentarse a unas elecciones que no están planteadas para ellos. Un barrio cualquiera, a una hora normal, entre muchas conversaciones adyacentes. Dos ciudadanos que buscan un encuentro con personas a las que poder insultar de dos formas diferentes. Uno tiende a lo verbal y el otro no termina de... entender nada; el partidario de verbalizar.

Veremos en qué queda.
----

Post inspirado en la película de Juan Cavestany, Dispongo de Barcos. La podéis ver y degustar (si os gusta el surrealismo y la ironía) en el Festival de Cine Online.

Comentarios

.:Marta:. ha dicho que…
Caramba, que descripción más exacta de la campaña electoral. Mucho insulto y cero propuestas.

Así nos va.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

En blanco, arriba el telón

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA