EJERCICIOS DE AUTONOMÍA

Cuando te comes el coco, te dicen que piensas demasiado. Y de pequeño te acojonan con aquello de que viene el coco y te comerá. De adolescente el coco eres tú, y además estás lleno de granos y traumas a punto de caramelo. Cuando llegas a los treinta, sueñas con Supercoco en un intento de reconciliarte con las cosas de niño. Y cerca de los cuarenta intentas hacerte un hueco en lo alto del cocotero para buscar lo local (tu local sin arrendar) en lo global.

El vértigo atenaza, pero he aprendido, gracias a mi 'fisio', que estirando y 'local'izando el origen del agarrotamiento, puedo estirar mucho el músculo. Mucho más de lo que pensabas de adolescente y mucho menos de lo que soñabas de pequeño. Me dice: Sí, te duele la mano, pero el foco está en el hombro... Y seguramente se haya producido por algunos errores al andar. Pero con ejercicios que te mando para que hagas por tu cuenta, ya verás como todo pasa.

Bueno, pues en esas estamos. También me dijo: El dolor no me preocupa, lo que me preocuparía es que no pudieras mover el brazo. El dolor pasa. Y aquí es cuando me tranquilizo en un primer término y me relajo del todo, cuando siendo autónomo con mis ejercicios, redescubro/adapto la sana y controlada tarea de comerme la cabeza sin que el coco me coma, siendo yo o el hombre del saco. ¡A correr!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me gusta mucho esta 'Breve historia del coco', en especial el tierno intento de recuperar a supercoco a los 30.

Eso sí, como dijo aquella...una vez subido al cocotero, se recomienda no andarse por las ramas :)
Daniel Seseña ha dicho que…
No sé, porque Keith Richards no se... paseó por las ramas y cayó del cocotero http://www.elmundo.es/elmundo/2006/05/08/cultura/1147081572.html Será porque en su edad no hay una definición.
Anónimo ha dicho que…
jaja, se me había olvidado esa historia, directo al suelo de cabeza!.

Podrías hacer un diccionario PF de frases hechas y dobles sentidos. O no, claro, pero yo personalmente lo disfrutaría muchísmo.
Daniel Seseña ha dicho que…
Eso sí sería una buena ficción ;)
Candela Guevara ha dicho que…
Es cierto: el dolor pasa; 'no hay mal que cien años dure'... lo importante es no paralizarse por ello, hay que seguir haciendo camino y 'dolor' al andar.
Daniel Seseña ha dicho que…
Y las contracturas "del berberecho", también tienen salida. Sobre todo cuando el dolor es compartido.

Entradas populares de este blog

Entrada nueva

LO OPUESTO A ESBELTEZ, HIJA

En blanco, arriba el telón