miércoles, febrero 15, 2012

Agotado

Ella insiste en que está agotado y él, cansado, se da cuenta de que en efecto ya no queda nada de sí mismo en ninguna parte. Se ha agotado. Ella busca en los grandes almacenes, pero la demanda ha acabado con sus existencias. Él, concentrado en esencia, no sabe. Sólo ella puede saber. No es la muerte, ni un ninguneo pactado. No es. Él ya no es, aunque en esencia permanezca en alguna parte descatalogada o inexistente. No es.

Antes de llegar a este estado gaseoso en el que se encuentran, Romaria y Esulio se dedicaban a recopilar frases no hechas y puntos aparte. Compaginaban imponderables y sopesaban los pasos a no seguir con el fin de continuar. Así un día tras otro sin contar las horas. Y en mitad de la noche se apropiaban de los sueños en común para discutirlos en el desayuno. Ante la evidencia de la recesión en las horas de sueño un día tomaron una determinación impopular: desaprovechar parte del día para ganarle tiempo al espacio. 

Pero el espacio empezó a torcerse. Intentaron apuntalar. Invirtieron energía en el proceso. Él soltó más lastre adjetivo y ella aflojó el petate del sujeto; entonces él empezó a agotarse y así poco a poco hasta hoy. 

Romaria le busca. Él empieza a perder la consciencia. La esencia se pierde, como el calor, por las extremidades. Romaria cree haber tocado algo que podría ser Esulio. Esulio vuelve a la vida como el que se ahoga y resucita tras un boca a boca. Romaria se agota del esfuerzo. Empieza a agotarse... Pero él, que se había guardado una coma en mitad de una noche, traza una pausa de contención y ella toma aire y coloca el punto y aparte. De vuelta a la vida, logran compaginar nuevos imponderables y sopesaban los pasos a no seguir... Objetivo conseguido, continúan.

8 comentarios:

Candela Guevara dijo...

Hay veces que te agotas tanto que te vuelves invisible, poco a poco te desdibujas y el espejo sólo te devuelve imágenes emborronadas de un pasado del que no te acabas de desprender y un futuro efímero.

Así de profunda estoy hoy!!!

América dijo...

Madre mía. Tengo una historia tan parecida a mis espaldas... Lo que no sé es si él se ha guardado esa coma y ha trazado una pausa de contención. Creo que no...

Anónimo dijo...

Esta historia me ha hecho acordarme de Kurt y su brecha, alguien que también perdió esencia por las extremidades aunque ganó protagonismo en un libro.

Será una medida impopular, pero a mi encanta eso de "desaprovechar parte del día para ganarle tiempo al espacio". Aunque éste acabe por torcerse

grp

P.D: Esulio, descansa!.. aunque sea continuando.

Daniel Seseña dijo...

Candela,
Si ésta fuera la historia de "Rodrigo Tarmo" (La sombra que hizo la frase; es decir el post anterior), que en parte lo es, te diría que tu comentario es la esencia-refugio de Esulio y Romaria... Voy al espejo a rebuscar en la mochila.

América,
...Y si es así, sólo tienes que poner el punto; bien aparte o sobra la misma "í".

grp,
Ya sabes, las medidas impopulares son fuente de inventarios inagotables de cuentos que nunca se cuentan. Conozco a alguien que suele aplicarse a sí misma buenos surtidos de ese tipo de medidas.

Juana dijo...

Estaba empezando a tener miedo .... menos mal que el final no es feliz, pero no es final ....

Daniel Seseña dijo...

+10, Juana!

Connors dijo...

Lo importante en las relaciones es el día a día, pero qué urgente es el noche a noche donde Placer y Cansancio se pisan a muerte hasta que morimos un día más para continuar viviendo.
Bravo, cabrón!

Daniel Seseña dijo...

Gracias, Connors
Día a día, Placer y Cansandio. ¡Qué grandes ingredientes que a veces, a regañadientes, parecen chocar!

Comienza una nueva historia...